La deseducación de los influencers

La responsabilidad de las influencers en la educación y valores que se transimten en un mundo dominado por las redes sociales.

youtube Parece que a día de hoy cualquiera se puede hacer famoso con poco. Sin meterme en el tema del trabajo o dedicación que tendrán estas personas, me gustaría dedicar esta publicación a aquellos famosos gracias a las redes sociales “influencers”, que tienen miles y miles de seguidores o lo que es lo mismo, personas sobre las que influyen con sus publicaciones, pensamientos y valores. Por suerte o por desgracia una gran parte de estos seguidores, por no decir casi la totalidad de ellos, son niños, adolescentes y personas en proceso de desarrollo, que todavía están formando su personalidad y escala de valores. De este modo la responsabilidad de estas personas sobre la educación de todo su público es indiscutiblemente de gran peso. Lo más triste, siendo esta una opinión muy personal, es que puedo poner una lista de estos influencers que parece que el filtro que utilizan para crear estas publicaciones es solo “el que te pone más moreno” en Instagram.

Publicaciones sexistas, machistas, clasistas y con otros numerosos “-istas” e incluso algún “-ofobo” vinculado a humor. Todo justificado con el humor o la broma, que parece ser la excusa perfecta para quitarnos de toda responsabilidad sobre lo que decimos o hacemos.

instagram

Todas estas figuras, que tienen un papel en la educación que muchas personas, deberían tomar conciencia del papel que juegan día a día en formar a estas personas, que les inculcan y que ejemplo les aportan desde la broma, los chistes o un video de opinión de youtube. No digo que estas personas se formen como un profesional de la educación para la labor que hacen, pues sé que esto sería una utopía. No obstante, puesto que reclaman atención y dan ejemplo, dad un buen ejemplo, informaos, filtrad y controlaos, o incluso a veces me conformaría con que solo cumpliesen el “controlad”.

 

La fama no sólo es tener un montón de cosas gratis o que te reconozcan por la calle, la parte costosa es la de que a partir de ese momento tendrás que ser más consciente y responsable del ejemplo que das, por desgracia una parte de la fama de los influencers que muchos parecen no estar dispuestos a asumir e que parece que la cosa no va con ellos.

 

Comentarios

  • Aino

    Estoy totalmente de acuerdo con tu publicación Belén. Yo hice una similar de los youtubers, porque es eso, estas personas que tanto influyen en las nuevas generaciones, como es la de mi hermano por ejemplo, no deberían de tener algún tipo de educación o de filtro para con la sociedad?
    Es una pena que hoy en día cualquiera se haga famoso por subir un vídeo haciendo el tonto o incitando a la violencia. Ser "influencer" es una "profesión" que aún está en pleno surgimiento y lo que habrá es que esperar a ver que termina pasando, si se llegará a poner algún tipo de filtro o seguiremos caminando hacia el libertinaje.