¿Innovando?

En la mayoría de los casos, se relacionan los términos tecnología e innovación, como una relación causa-efecto, cuando en verdad, tal y como hemos debatido hoy en clase, esto no tiene por qué producirse siempre.

Podemos introducir las nuevas tecnologías en una institución y no innovar, o bien porque no se utilizan, o porque la metodología sigue siendo la misma, solo que cambiando las herramientas.  La innovación educativa se produce cuando se reestructura el paradigma educativo para la introducción de las nuevas tecnologías, es decir se produce un cambio a nivel global.

Cierto es que la llegada de las TIC a la educación trae consigo una serie de cambios, que no pueden ser considerados al margen de los cambios que se desarrollan en la sociedad relacionados con la innovación tecnológica, las relaciones sociales y con la tecnología en general, lo que determina la relación educación- tecnología. Desde esta perspectiva podemos considerar la tecnología en el marco educativo como un servicio, puesto que la tecnología en el aula es más que un ordenador, o un proyector, es una metodología. De esta forma, la tecnología en las aulas se puede aplicar de diferentes formas, dando lugar a diferentes posibilidades y experiencias, funcionado, así como un método de aprendizaje y trabajo colaborativo, como un espacio para compartir el conocimiento o para construir aprendizaje de forma colaborativa, etc.

Cabe tener en cuenta, tal y como establecen Salinas Ibáñez,  Castillo Ochoa, Benito Crosetti, Cebreiro López, Castaño Garrido, Cabero Almenara, y  Martínez Sánchez  (2008) que las TIC se introducen en la enseñanza partiendo, generalmente, de las disponibilidades y soluciones tecnológicas existentes, sin partir de un análisis del contexto donde la innovación se ha de integrar, ya sea desde el punto de vista geográfico (la distribución de la población, la ruptura del territorio en islas como es nuestro caso, las condiciones socio-laborales en las que nuestros posibles alumnos se desenvuelven,...) pedagógico (nuevos roles de profesor y alumno, mayor abanico de medios de aprendizaje, cambios en las estrategias didácticas,…), tecnológico (disponibilidad tecnológica de la institución y de los usuarios, etc.) o institucional. El éxito o fracaso de las innovaciones educativas, depende en gran medida, en la forma en la que los diferentes actores educativos interpretan, redefinen, filtran y dan forma a los cambios propuestos, y es de importancia hacer hincapié en que estas innovaciones no pueden tener un carácter lineal ni seguir un orden predefinido, sino que debe darse formando un ciclo en espiral compuesto de ciclos subsecuentes que contribuyen a la mejora permanente del proceso de la innovación. Además, es importante considerar que cualquier innovación educativa es un proceso multidimensional, puesto que en el intervienen diferentes factores: políticos, económicos, ideológicos, culturales y psicológicos y afecta a diferentes niveles contextuales.

Por lo tanto, para que realmente se dé una innovación en la educación a través de las TIC es importante que la formulación para su puesta en marcha esté de acuerdo con las condiciones de su entorno y actores. Es indudable que, en el nivel de práctica y experiencia diaria, cada docente tendrá que definir su propia metodología, consideraciones, elementos y pasos para formular estrategias y programas. Cabe tener en cuenta que la tecnología por sí sola no implica transformación y mejora, tal y como hemos mencionado con anterioridad, puesto que la proliferación de las TIC y sus aplicaciones en la enseñanza pueden suponer, la aparición de nuevos conceptos en el marco educativo, así sin más, sin construir una innovación, por lo que esta depende del modo de aplicación y de la estructuración de esta.

Salinas Ibáñez, J., Castillo Ochoa, P., Benito Crosetti, B. D., Cebreiro López, B., Castaño Garrido, C., Cabero Almenara, J., & Martínez Sánchez, F. (2008). Innovación educativa y uso de las TIC. Universidad Internacional de Andalucía. Recuperado de: http://dspace.unia.es/bitstream/handle/10334/137/004tic_salinas2.pdf?sequence=1