Hablemos de la sociedad del conocimiento...

En la última clase expositiva, trabajamos sobre el concepto de sociedad del conocimiento en el que a continuación profundizaré.

La sociedad del conocimiento es, a mi parecer, aquella sociedad en la que las personas viven interconectadas gracias al progreso tecnológico continuo que les permite acceder a una gran cantidad de información de manera rápida y sencilla. Ésta supone riesgos, debido a la posible manipulación de datos y a la desigualdad, ya que no llega a todas partes por tanto no todas las personas tienen acceso.

Es necesario aclarar que la sociedad del conocimiento no es, simplemente, una sociedad de la información. Esto es, no se trata solamente de obtener o compartir información de forma inmediata, sino de transformar dicha información en conocimiento. Por tanto, la primera se considera un instrumento necesario para llegar a la segunda.

Es necesario decir que dicha sociedad provocó, de forma rápida y profunda, cambios y transformaciones sociales, políticas y económicas. Para empezar, la política se transforma dado que las decisiones políticas necesitan de una legitimación científica. Además, vemos cómo el sector secundario pierde importancia, mientras la gana el sector servicios. De forma general, se favoreció el incremento de la economía a nivel mundial, que en la actualidad se encuentra interconectada; sin embargo, a menudo es un tema que genera controversia ya que se sigue discutiendo acerca de si esta sociedad creará o destruirá empleo. Tal como se mencionó en clase, en la actualidad, el recurso clave es el conocimiento, la propiedad intelectual, y, con esto, se ha creado un tipo de trabajador diferente a los que encontrábamos anteriormente, denominado trabajador del conocimiento, término acuñado por Peter Drucker en 1959. La función principal de estos trabajadores consiste en aplicar el saber específico acumulado a la realización de proyectos, siendo capaces de generar ideas, información y conocimientos. Ser un trabajador del conocimiento implica en todo momento saber autogestionarse, es decir, concentrarse, controlar el tiempo, analizar a través de la autocrítica los puntos fuertes y áreas de mejora, etc. Por tanto, en la actualidad, el acceso al trabajo y posición social se alcanza mediante la educación, esto generó un gran cambio social debido a que anteriormente dicha educación no se trataba de un elemento clave a nivel laboral.

Por otra parte, nos encontramos con algunas desventajas como que en la sociedad del conocimiento no sólo se lleva a cabo una ampliación del conocimiento, sino que también se caracteriza por el aumento del conocimiento del no-conocimiento, las incertidumbres y las inseguridades que se producen a causa de lo anterior. Además, esta sociedad no tiene por qué ser más igualitaria que la sociedad industrial dado que está dominada por los principios del capitalismo de este modo seguirán reproduciendose y se crearán nuevas  desigualdades. Por tanto también se habla de capitalismo del conocimiento o economía del conocimiento.

Como anteriormente comenté, el recurso clave es la propiedad intelectual. Pero, ¿qué es la propiedad intelectual?

Pues bien, según el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, la propiedad intelectual es “el conjunto de derechos que corresponden a los autores y a otros titulares como artistas, productores, organismos de radiodifusión y demás, respecto de las obras y prestaciones fruto de su creación”.
La legislación protege la propiedad intelectual (PI) a través de patentes, marcas y derechos de autor. De esta forma, existe reconocimiento, así como ganancias por las diferentes creaciones o invenciones. El sistema de PI lo que pretende es fomentar un ambiente suscite la creatividad e innovación. En el Convenio que establece la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (1967) se establecen las siguientes materias que son objeto de protección por la PI: las obras literarias artísticas y científicas; las interpretaciones de los artistas, intérpretes y las ejecuciones de los artistas; las invenciones en todos los campos de la actividad humana; los descubrimientos científicos; los diseños industriales; y las marcas de fábrica, de comercio y de servicio y los nombres y denominaciones comerciales. Es necesario aclarar cuál es la duración de dicha protección, pues bien, el plazo general de los derechos de explotación de la obra dura la vida del autor o autora más setenta años después de su muerte.

Por otro lado, cada autor tiene su propia concepción y consideración acerca de la propiedad intelectual. Por ejemplo, Carl Marx definió la propiedad intelectual como “la mercantilización de algo inmaterial como las capacidades físicas e intelectuales de una persona”. Parándome a analizarlo con más calma, considero que la PI responde al sistema capitalista en el cual se configuran monopolios sobre dicha comercialización y explotación de los productos creados por uno o varios autores, esto sería consecuencia de los privilegios exclusivos otorgados a los mismos por el Estado. Sin embargo, al enmarcarnos en una sociedad capitalista me parece comprensible que las autoras y autores quieran obtener algún tipo de reconocimiento por su trabajo o invención y esto, además, está bien para conocer cuál es la autoría así como la fiabilidad del mismo.

En relación con lo anterior, en clase se planteó la siguiente pregunta: ¿Conocimiento abierto o cerrado? Pues bien, desde mi punto de vista, considero que debe ser abierto para que todas las personas tengan acceso a la información de forma gratuita para así crear su propio conocimiento. En cambio, muchos autores y autoras no están a favor de que sea abierto hasta el punto de que sus creaciones se puedan modificar por terceros. Otras personas sí están a favor, es por esto que nace el software libre, en el que se defiende que todas las personas construyen conocimiento y deben tener acceso al mismo de forma gratuita y, además, todas las personas tienen la libertad de ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, modificar y mejorar el software. De esta forma, el software libre se trata de una cuestión de libertad y no de precio. Uno de los ejemplos más famosos es GNU/Linux, un sistema operativo de libre configuración con sus propios programas y herramientas también modificables.

En relación con la necesidad de proteger las creaciones de todas las personas, en 2001 nace Creative Commons, parecido al Copyright, que se trata de una versión más moderna que surge para solucionar los problemas de derechos de autor que fueron apareciendo como consecuencia de las TIC. Se trata de una organización sin fines de lucro, que se dedica a promover el acceso e intercambio, tanto de conocimiento como de cultura. Como bien se explicó en clase, Creative Commons establece seis tipos de licencias en las que se reconoce la autoría de las obras. De esta forma, se garantiza el reconocimiento y se facilita que el conocimiento evolucione continuamente gracias a las aportaciones de todas las personas. Las licencias existentes son las siguientes:

  • Licencia de reconocimiento (BY)

  • Licencia de reconocimiento, sin obra derivada (BY-ND)

  • Licencia de reconocimiento, sin obra derivada, no comercial (BY-NC-ND)

  • Licencia de reconocimiento, no comercial (BY-NC)

  • Licencia de reconocimiento, no comercial, compartir igual (BY-NC-SA)

  • Licencia de reconocimiento, compartir igual (BY-SA)

Para finalizar,  presentaré una imagen con la que comprendí y analicé muco mejor las diferencias entre cada una de estas licencias. ¡Espero que también os sea útil!

imageAston University, adaptación Dibujando.net

Dibujando (2010). ¿Para qué sirve Creative Commons? Dibujando. Recuperado de: http://dibujando.net/ayuda/para-sirve-creative-commons-1792

Falco, A. Productividad del trabajador del conocimiento: el gran desafío del siglo XXI [archivo PDF]Recuperado de: http://www.ucema.edu.ar/cimei-base/download/research/47_Falco.pdf

Krüger, K. (2006). El concepto de la sociedad del conocimiento. Revista bibliográfica de geografía y ciencias sociales, XI (683). Recuperado de http://www.ub.edu/geocrit/b3w-683.htm

LosRecursosHumanos.com (2008). Productividad del trabajador del conocimiento. LosRecursosHumanos.com.  Recuperado de: http://www.losrecursoshumanos.com/productividad-del-trabajador-del-conocimiento/

Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Definición de Propiedad Intelectual. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Recuperado de: https://www.mecd.gob.es/cultura-mecd/areas-cultura/propiedadintelectual/la-propiedad-intelectual/definicion.html

Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. La duración y transmisión de los derechos de propiedad intelectual. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Recuperado de: https://www.mecd.gob.es/cultura-mecd/areas-cultura/propiedadintelectual/la-propiedad-intelectual/preguntas-mas-frecuentes/derechos-duracion-y-transmision.html

Sanz-Magallón, J. (2000). Qué es la sociedad del conocimiento? Nueva Revista de Política, Cultura y Arte. Recuperado de: https://www.nuevarevista.net/revista-sociedad/que-es-la-sociedad-del-conocimiento/

TeleSUR (2017). Descubre el porqué y para qué de la Propiedad Intelectual. TeleSUR. Recuperado de: https://www.telesurtv.net/news/Descubre-el-porque-y-para-que-de-la-Propiedad-Intelectual-20170425-0049.html