Entrevista a J. Antonio Marina

Hoy he leído el artículo de prensa que subió la docente Lourdes. Es una entrevista que se le ha hecho a J. Antonio Marina acerca de su opinión sobre la LOMCE. Os dejo aquí el link de la noticia: http://www.publico.es/espana/446278/jose-antonio-marina-wert-vive-en-un-pais-irreal

 

En este artículo de prensa se tratan aspectos muy interesantes, los cuales voy a comentar a continuación:

Para empezar, estoy de acuerdo con J. Antonio, en que lo fundamental para conseguir una educación de calidad no es la cantidad de dinero que se invierta en educación, sino la forma en que se gestione ese dinero. Porque hay que recordar que lo que se busca es una buena calidad de la educación, y no cifras económicas altas en cuanto a inversión del Estado en educación. Aunque esto no quita, que no haya que invertir en educación; ya que sin dinero no tendremos para recursos, formación del profesorado, etc.

 

También destaca que no es sólo responsabilidad de la escuela el educar a un niño o a una niña, sino que la educación que se le puede dar está en manos de todos. Esto es cierto, porque desde hace unos años, las familias dejaron toda la responsabilidad de educar a los niños en las escuelas; viendo que si esta no era positiva enfrentándose a la misma, y si ésta era positiva sin darle valor. Pero esto tiene que cambiar, porque el educar a un niño a una niña no es un trabajo de los centros educativos única y exclusivamente; sino que es un trabajo colaborativo entre familias y escuela; llegando así a que la escuela se vea fortalecida, y por lo tanto los resultados sean mejores.

 

J. Antonio puso en marcha el Centro de Estudios en Innovación y Dinámicas Educativas (CEIDE-Fundación SM) con la finalidad de dar respuestas a los problemas que existen en educación, de una manera rápida y no muy complicada. Es decir, mejorar el sistema educativo sin invertir mucho dinero en él y dice que en un plazo de 3-5 años. Pero esta renovación de los centros educativos está en manos de los docentes, por lo que considera que es importante fomentar la formación de los mismos; pero tanto la formación inicial como la formación permanente.

Pero yo ahora me pregunto, si la formación inicial sigue en manos de las Universidades y la formación permanente en manos de la Administración; sino se cambia este aspecto, llegando a que entre Universidad y administración exista una buena relación ¿se conseguirá lo que dice J. Antonio?

 

Además dice que para que los alumnos estén motivados a aprender, es necesario que también lo estén los profesores. Pero desde mi punto de vista pienso que para conseguir esto, antes de nada es necesario valorar el trabajo que realizan los docentes, para que así se sienta cómodos, y a partir de ahí puedan aprender a la vez que lo hacen los alumnos; llegando así a conseguir un aprendizaje en equipo y no donde prime el individualismo y la competitividad; pero siempre adaptándose a los ritmos y necesidades de cada alumno.

 

Por último, apuesta por una evaluación tanto a alumnos, docentes como a equipos directivos. Lo importante es el cómo se haga, porque si se hace mal, en lo que se van a centrar estas evaluaciones es en la superación de ellas, y no en otros aspectos de mayor interés, como el desarrollo del potencial educativo. Pero para que esto sea efectivo hay que formar a los docentes, así estas evaluaciones tendrán un carácter educativo y no de control.

Por lo tanto aquí se puede ver cómo J. Antonio le da importancia a la evaluación de todas las personas que forman parte del sistema educativo; pero desde el carácter educativo, por mejorar; y no desde el control. Pero para que esto se produzca antes hay que formar a los docentes, para que así se consiga lo que se persigue.

 

Entonces como conclusión, diría que aquí se sigue viendo como se le sigue dando importancia a la evaluación de todas las personas que forman parte del sistema educativo, así como de la formación de los docentes. Y no nos podemos olvidar de que la relación familia-escuela debe de mejorar, llegando a tener buena relación entre ellas, y así conseguir los objetivos que se proponen.