PRACTICUM I

Realicé las prácticas en mi colegio de toda la vida, en el cuál estuve desde los 2 a los 15 años, con lo cual conocí a la mayoría de mis profesores; de hecho en muchas clases en las que estuve como pedagoga había estado como alumna. Mi tutora era la psicologa del centro y trabajé tanto con ella como con la profesora de AL y en clases de primaria. Trabajé con niños que tenían muchos problemas, es gratificante ver como cada día mejoraban un poco más y ver las sonrisas en sus caras.

Lo que es también sorprendente es ver como los niños de 2º de Primaria protegían y ayudaban tanto a un niño con diversidad de problemas y el cariño con el que lo trataban.

He aprendido mucho en la realización de mis prácticas y cada vez tengo más clara mi vocación hacia la enseñanza.