Life Long Learning

            El concepto de “Life Long Learning” viene siendo discutido desde hace por lo menos treinta años, principalmente en las sociedades económicamente más avanzadas agrupadas en la OECD. Esta organización, en conjunto con la UNESCO, el Comité Europeo y CEDEFOP, entiende este concepto como la llave para entrar a siglo XXI, en el marco de Sociedades de Aprendizaje en las cuales todo momento y situación puede ser una ocasión para aprender y desarrollar las capacidades del individuo.

            Este concepto, traducido al español como “Aprendizaje Permanente” o “Formación a lo Largo de la Vida”, constituye un esfuerzo por superar la comprensión tradicional del aprendizaje como un proceso formal, limitado a una etapa específica de la vida. Adquiere cada vez mayor relevancia, particularmente en el marco de la naciente Sociedad del Conocimiento o de la Información, donde el Capital humano constituye un elemento crucial para el desarrollo y el éxito.

            El Consejo Europeo celebrado en Lisboa da luces de esto; posteriormente, en la Comunicación  “Hacer realidad un espacio europeo del aprendizaje permanente”, se manifiesta claramente que la idea del aprendizaje permanente se ha convertido en el principio guía de las políticas de educación y formación de los países de la Unión Europea. Sin embargo, autores como Colin Griffin muestran una cierta reticencia respecto de los alcances de este concepto en la formulación de las políticas educacionales.

            En términos generales, por sobre las diversas descripciones que puedan hacerse del significado del concepto de “Lifelong learning”, es posible definir algunos aspectos comunes para la mayoría de ellas. Entre estas características comunes a todas las definiciones se encuentran los siguientes elementos:

  • La creciente globalización y los cambios experimentados por la sociedad en su conjunto, han generado nuevos desafíos y retos, hacia los cuales se orientan las estrategias de aprendizaje permanente.
  • La constitución de economías del conocimiento exigen nuevos y dinámicos conocimientos y competencias. 
  • Es un concepto que redefine la idea de aprendizaje, entendiéndolo como un proceso de construcción de conocimiento.
  • Va más allá de la educación y enseñanza formal, en tanto incorpora los aprendizajes a lo largo del ciclo de la vida, desde la niñez a la vejez, y en diferentes entornos, tanto formales como no formales e informales.
  • Exige una redefinición y renovación de los objetivos de las políticas educativas, enfocándose a una educación para todos, adecuada a las demandas del mercado laboral, especialmente en los países en desarrollo.
  • Plantea nuevos métodos de aprendizaje: e-learning y el uso de nuevas tecnologías de aprendizaje a distancia.

            La Comisión Europea ha integrado sus diferentes iniciativas de formación y educación bajo un programa único, el Programa de Aprendizaje Permanente, con un presupuesto de casi 7 mil millones de Euros para el período 2007-2018, reemplazando programas previos de formación profesional, educación y E-Educación.

            El objetivo general del programa es contribuir, mediante el aprendizaje permanente, al desarrollo de la Comunidad como sociedad del conocimiento avanzada, con un crecimiento económico sostenible, más y mejores puestos de trabajo y una mayor cohesión social, garantizando al mismo tiempo una buena protección del medio ambiente en beneficio de las generaciones futuras. En particular, pretende estimular el intercambio, la cooperación y la movilidad entre los sistemas de educación y formación dentro de la Comunidad, de modo que se conviertan en una referencia de calidad mundial.

            Estos objetivos se perseguirán mediante la aplicación de cuatro programas sectoriales, un programa transversal y el programa Jean Monnet.

   • El programa Comenius, que atenderá a las necesidades de enseñanza y aprendizaje de todos los participantes en la educación preescolar y escolar, hasta el final del segundo ciclo de educación secundaria, así como de los centros y organizaciones que imparten esa educación.

• El programa Erasmus, que atenderá a las necesidades de enseñanza y aprendizaje de todos los participantes en la educación superior formal y en la educación y formación profesional de nivel terciario, cualquiera que sea la duración de la carrera o cualificación e incluidos los estudios de doctorado, así como de los centros y organizaciones que imparten o facilitan esa educación y formación.

• El programa Leonardo da Vinci, que atenderá a las necesidades de enseñanza y  aprendizaje de todos los participantes en la educación y formación profesional, excluida la de nivel terciario, así como de los centros y organizaciones que imparten o facilitan esa educación y formación.

• El programa Grundtvig, que atenderá a las necesidades de enseñanza y aprendizaje de los participantes en todas las formas de educación de adultos, así como de los centros y organizaciones que imparten o facilitan esa educación.

• El programa transversal abarcará las cuatro actividades clave siguientes:

a)      cooperación política e innovación en materia de aprendizaje permanente;

b)      fomento del aprendizaje de lenguas;

c)      desarrollo de contenidos, servicios, pedagogías y prácticas innovadoras y basadas en las TIC, en el ámbito del aprendizaje permanente;

d)      difusión y aprovechamiento de los resultados de actividades subvencionadas al amparo del programa y de anteriores programas afines, así como intercambio de buenas prácticas.

• El programa Jean Monnet prestará apoyo a centros y actividades en el ámbito de la integración europea. Abarcará las tres actividades clave siguientes:

a)      la Acción Jean Monnet;

b)      las subvenciones de funcionamiento para apoyar a centros específicos que traten temas relacionados con la integración europea;

c)      las subvenciones de funcionamiento para apoyar a otros centros y asociaciones europeos en los ámbitos de la educación y la formación.

El programa de aprendizaje permanente irá dirigido a:

a)      alumnos, estudiantes, personas en formación y estudiantes adultos;

b)      profesores, formadores y personal de otro tipo que participen en cualquier aspecto del aprendizaje permanente;

c)      personas presentes en el mercado de trabajo;

d)      centros u organizaciones que ofrezcan posibilidades de aprendizaje en el contexto del programa de aprendizaje permanente o en los límites de sus subprogramas;

e)      personas y organismos responsables de sistemas y políticas que traten cualquier aspecto del aprendizaje permanente a nivel local, regional y nacional;

f)       empresas, interlocutores sociales y sus organizaciones a todos los niveles, incluidas las organizaciones profesionales y las cámaras de comercio e industria;

g)      organismos que presten servicios de orientación, asesoramiento e información relacionados con cualquier aspecto del aprendizaje permanente;

h)      asociaciones activas en el ámbito del aprendizaje permanente, incluidas las de estudiantes, personas en formación, alumnos, profesores, padres y estudiantes adultos;

i)        centros de investigación y organismos que trabajen sobre aspectos del aprendizaje permanente;

j)        asociaciones sin ánimo de lucro, organismos de voluntariado y organizaciones no gubernamentales (ONG).

k)      El programa estará abierto también a la participación de los 27 Estados miembros, los países de la AELC que sean miembros del EEE, los países candidatos que se acojan a una estrategia de preadhesión, los países de los Balcanes Occidentales y la Confederación Suiza. Al amparo  del programa de aprendizaje permanente, la Comisión podrá cooperar con terceros países y con las organizaciones internacionales competentes, en particular el Consejo de Europa, la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

            En definitiva, este aprendizaje permanente pretende contribuir a la creación de una sociedad del conocimiento avanzada, con un desarrollo económico sostenible, más y mejores posibilidades de empleo y mayor cohesión social. Mediante los intercambios, la cooperación y la movilidad entre los sistemas de educación y formación de los países europeos que participan, se pretende alcanzar una gran calidad en cuanto a la educación.