UNA REFLEXIÓN SOBRE LA ACTUALIDAD.

UNA REFLEXIÓN SOBRE LA ACTUALIDAD.

En la actualidad vivimos en una situación de desequilibrio económico que, probablemente supondrá un cambio de sistema. El Estado del Bienestar está “dando los últimos coletazos” y lo gobiernos están reajustando los gastos: “-Hemos estado viviendo por encima de nuestras posibilidades”. Un discurso muy utilizado últimamente, que deja al ciudadano confuso y descorazonado. Y como es natural, quien debe pagar “los platos rotos” son los de siempre.


Este tipo de declaraciones, más la eminente amenaza de la “crisis” deja carta libre para exterminar aquellas conquistas sociales ,que nuestros antepasados consiguieron, enterrándolas bajo decretos, que lo único que hacen es acrecentar la diferencia entre pobres y ricos. La educación, o por lo menos fue lo que me enseñaron en la carrera, es un vehículo de cambio social, de mejora de lo que existe para favorecer la “armonía de la sociedad”, en otras palabras. Pero la época de la Escuela Nueva acabo hace años, los últimos soñadores fueron muriendo para dejar paso a los “internautas empedernidos” en nuestra amada Sociedad de la Información y la Globalización, un elemento más que fiable para determinar la defunción de aquella sociedad que se consiguió a través de ríos de sangre. La sociedad del siglo XXI es la culminación de la desinformación a través de una formula infalible: hacerte creer que estas informado para mantenerte en un estado inerte.


Con esto no estoy dando un discurso pesimista y nostálgico, todo lo contrario intento fomentar una reflexión conjunta de qué es lo que esta pasando y, sobre todo, por qué esta pasando tan rápido.