MI PASO POR LA USC, EL USO DE LAS TIC Y EL PROFESORADO

MI PASO POR LA USC, EL USO DE LAS TIC Y EL PROFESORADO

 

En este segundo período de evaluación del Stellae, me gustaría destacar un par de cosas: lo primero es disculparme, por haber estado un poco distante con el proceso de elaboración de entradas en estas últimas semanas, pero es que la carga de trabajos de las otras materias era muy elevada. Lo segundo, es destacar que he decidido realizar entradas en las que incida con mi opinión y experiencia sobre ciertos procesos. En esta, concretamente quiero centrarla sobre el uso de las TIC y el profesorado a lo largo de estos últimos cuatro años de carrera.

Lo primero que me gustaría destacar, es que la mayoría de los profesores “parece que se apoyan en las TIC”, bueno mejor dicho, vamos a decir que su herramienta favorita es el power-point,  y creen que por utilizarlo ya son profesores actualizados a la sociedad de la información actual.

Luego también hay otros, que deciden utilizar el campus virtual, apoyándose en el moodle o en el blackboard, dependiendo del contrato y licencias que firmara la universidad durante ese curso. Este espacio, es utilizado principalmente para subir los apuntes o las presentaciones, o poco más, ya que a lo largo de estos años podemos contar con los dedos de una mano, los docentes que diseñaron una actividad para realizar en este espacio, y ya no digamos para realizar en esta plataforma, un foro, un debate, un examen…

Luego también hay que agradecer que en estos años de formación, los profesores a penas se apoyaran en algo tan básico y gráficos, como son los vídeos, ya que no somos capaces de entender cómo no se descargan o visionamos un video desde una web, o incluso desde el propio youtube, donde hay miles de videos actualizados sobre las temáticas tratadas en clase, explicadas por expertos en conferencias, congresos, coloquios… de ahí que no lo podamos comprender.

Estos aspectos, serían comprensibles si no tuviéramos recursos, pero este no es el caso, ya que casi todas las aulas están muy bien dotadas. En cambio si analizamos la relación coste/uso, (mejor no analizarla), ya que la palma se la llevan las pizarras electrónicas, que son productos que en algunos casos pueden valer sobre 5000€.

Por lo que si dividimos su valor entre su uso, igual nos asustaríamos al precio que asciende su uso, cada vez que este equipo se enciende, ya esto ocurre en muy pocas ocasines. Pero esta realidad, también ocurre en los centros escolares, independientemente de la etapa que sea, ya que en la mayoría de ellos, estos instrumentos están criando polvo, ya que no se usan o bien porque el profesorado está acomodado con sus métodos didácticos “cada maestrillo tiene su librillo” o bien no saben cómo usarlos, o en que situaciones trabajar con ellos.

En mi opinión, no tengo ninguna duda sobre la capacitación de nuestro profesorado, ya que estos son profesionales altamente capacitados, profesionales que a parte de la docencia, investigan, dirigen tesis doctorales, colaboran con otras universidades… pero muchos de nosotros hemos podido ver como algunos no saben encender el proyector, los altavoces, manejar un reproductor, reproducir un vídeo desde una web… Entonces es cuando me choca ese discurso sobre la formación continua, la educación a lo largo de la vida, la educación es un proceso que nunca finaliza… y entonces veo tambalear algunos de los pilares ideológicos que nos llevan transmitiendo durante todos estos cursos. Pero si lo pienso fríamente, me doy cuenta, de que ellos/as no tienen la culpa, sino el sistema por permitirlo, ya que así como a nosotros, futuros profesionales, que en unos meses podríamos ingresar en el mercado laboral, se nos exige una capacitación tecnológica y en lengua extranjera para obtener el título, al profesorado también deberían exigirle dicho proceso de actualización y acreditación en TIC, así como de llevarlas a cabo en sus clases.

Otro aspecto, del que me he podido dar cuenta, es de la poca relevancia y consideración que los propios profesionales y compañeros de esta casa, tienen sobre los diferentes itinerarios, ya que en el caso del itinerario del e-learning, no sabíamos prácticamente que existía, hasta que cursamos la asignatura de Tecnología Educativa, en la que se nos comentó algo, o hasta que cuando estábamos finalizando el tercer curso, tuvimos una charla sobre los itinerarios.

Si hablamos de itinerarios, nos podemos dar cuenta de que el del e-learning es la hermana pequeña de los tres, partiendo de que apenas hay alumnos matriculados, en comparación a los otros dos (escolar y laboral). Esto en mi opinión, es por la poca incidencia que el resto del profesorado da sobre esta vía a lo largo de los cursos iniciales, a la vez que esta opinión es transmitida e interiorizada por el alumnado, al igual  que por la poca publicidad que este itinerario recibe.

Esta situación es del todo notable, incluso se podría llegar a decir, que en ocasiones se trata como un itinerario de segundo nivel, dando a pensar que lo realmente importante para nuestra formación se alcanza en los otros dos.

En realidad y lo más triste, es cuando entras en alguna web de búsqueda de empleo, y te encuentras, con que uno de los perfiles que más se solicita dentro de la pedagogía, es del pedagogo especialista en e-learnig.

Por otro lado, hay que destacar, que está claro que las comparaciones son odiosas, pero lo que ocurre con estas materias, es que como son diferentes a las que se imparten en los otros itinerarios, ya que son más prácticas, se trabajan mucho con internet, se inciden más en los recursos multimedia, no suelen haber exámenes… entonces se piensa que son más fáciles y sencillas, por lo que finalmente se acaban infravalorando.

Esto siempre fue así, ya pasaba en el colegio, no era lo mismo sacar un sobresaliente en Matemáticas o Lengua, que en Educación Física o en Plástica, o hacer en Bachillerato científico, que el de humanidades.

Y esto sigue ocurriendo en la actualidad, en nuestra facultad, tanto por el profesorado, como curricularmente, ya que es tan triste como que en cuatro años de formación sólo tengamos una materia de carácter obligatorio como es la de tecnología educativa, y después si quieres seguir formándote en estos contenidos tengas que realizar dicho itinerario. Por lo que si a los datos nos remitimos en nuestra promoción, de los 55 futuros pedagogos que somos, sólo dimos en nuestra totalidad una materia en la carrera, mientras que apenas 10 compañeros han cursado el itinerario completo, frente a los 40 que son especialistas en el ámbito escolar y laboral.

Es por eso que las cifras hablan por sí solas, esta realidad también es muy similar en otras carreras del sector educativo, como son los magisterios, por lo tanto, cuando se publican los diferentes informes y estudios, tanto del profesorado como del alumnado, no nos podemos extrañar de dichos resultados, por que el fallo ya viene desde arriba y este contagio ya viene de serie, siendo muy pocos los que abogan y luchan por el cambio, y una vez más a los datos me remito.

Por lo que mi propuesta, es una mayor incidencia en este tipo de materias desde el comienzo de la carrera, al igual que sus contenidos se aborden transversalmente desde otras materias. Y lo más importante, que se predique con el ejemplo, ya que son esos hechos los que te marcan como profesional, ya que los has adquiridos desde una base. Así como que haya un respaldo social y del resto de compañeros del gremio, por este ámbito y por una nueva forma de abordar la  pedagogía.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

  • Miriam Seijo

    Hola Adrian, me parece una buena reflexión la que acabas de hacer. Creo que en muchas cosas tienes razón, para muchos profesores las TIC es apoyar su discurso con un power point, o subir apuntes a la plataforma, e incluso otros muchos ni siquiera hacen uso de estas ni a través de la plataforma, ni con presentaciones en ordenador.

    La verdad creo que en el fondo tienen miedo al cambio, si hasta ahora su método le funciono ¿por que cambiarlo?, creo que, al igual que tu, no les exigen lo que debieran, es muy fácil darles pizarras electrónicas a los centros educativos, si no se les ofrece ningún curso o seminario a los profesores: primero, para su manejo, y segundo para los beneficios que éstas tienen, y no menos aún para como, cuando y porque utilizarla. Pero, volvemos a lo mismo de siempre, se les pide a los profesores mucho más de lo que pueden dar.

    Por otra parte, haciendo referencia a los itinerarios que hay en 4º para Pedagogía, no creo que sea problema, ni del sistema, ni del profesor, simplemente creo que es una decisión del alumno. En mi forma de ver, aunque es una factor importante el empleo, creo que actualmente, cada uno de nosotros tenemos que seleccionar y decidir en función a nuestro modo de ver las cosas, y eligiendo lo que en realidad nos gusta. Porque si realmente nos gusta lo que hacemos vamos a obtener más beneficios que fracasos. Muchas veces lo hablaba con mis compañeros, si para mi forma de ver el e-learning es el futuro ¿porque la gente no lo escoge? Y desde  mi punto de vista, la respuesta es tan sencilla como los gustos de cada uno. O ¿la gente que escogió laboral es porque hubo muchas charlas, o a lo largo de la carrera se hablo de esa salida?No creo que fuera por eso, simplemente porque le "llamaba más la atención", o simplemente como decía antes por gustos.

    Y, por último, si que es cierto que la gente que no hace materias de e-learning piensa que son mucho más fáciles, asequibles, etc. pero en mi forma de ver, y a la experiencia me remito, me resultaron más dificiles asignaturas de este itinerario que estudiarme temarios de otras asignaturas sin tener que ir con estas a examen, el trabajo es mayor o diferente a lo que estamos acostumbrados, y, hacer cosas diferentes nos cuesta. ¿No crees?.

     

    Un saludo y ánimo en este final de etapa.

  • Adrián Fernández

    Muchas gracias, Miriam, por haber leido esta nueva entrada. Lo primero que me gustaría destacar es que lo que escribo no es más que mi simple opinión, con ella no pretendo ni convencer ni imponer mis ideas, pero también es verdad que agradezco que sean escuchadas y comentadas por otra compañera y futura profesional del gremio.

    Con esto, puedo entender que en ocasiones compartamos opiniones y en otras no, pero lo que más me interesa de este proceso, es compartir vuestra opinión y asi enriquecernos mutuamente.

    Una vez más, gracias y continua así que te va a quedar una página muy bien trabajada.

    Saludos