Volver a pensar la tarea del docente.

La celebración del Día del Maestro es una oportunidad propicia paravolver a pensar en su tarea, cada día más difícil de desarrollar. Ha sido y es necesario que los maestros se interesen por los problemas personales y sociales de sus alumnos pero eso no justifica que se los estimule a olvidar su función esencial: desarrollar las posibilidades intelectuales de cada uno de los niños y jóvenes puestos bajo su cuidado. Allí tal vez esté la clave: cuidar a los chicos mostrándoles lo que pueden ser siempre que estos tengan la humildad de escuchar, de prestar atención, de dejarse interesar. Sólo con buenos maestros hay buena educación pero sin niños y jóvenes en disposición de alumnos, no hay educación posible.

 

(*) Ex rector de la UBA. Miembro de la Academia Nacional de Educación.

Obtenido de: http://www.clarin.com/sociedad/Necesitamos-alumnos-dejen-interesar_0_987501312.html