Práctica 3. LOE/LOMCE. La cuestión del profesorado

 (PRACTICA REALIZADA POR: VALERIA GARCÍA FLORES Y MARÍA GARCÍA SANTIAGO) 


image


Con el Anteproyecto de Ley de la LOMCE (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa), en la pasada clase interactiva de la materia “Formación y desarrollo del profesorado”, la profesora nos propuso realizar una práctica sobre la comparación del tratamiento del profesorado entre la vigente ley de educación (LOE) y la nombrada anteriormente.

Por lo tanto, a lo largo de esta entrada realizaremos primero un análisis de la LOE en materia del profesorado, después haremos lo mismo con la LOMCE, y por último realizaremos una comparación entre ambas, aportando al mismo tiempo una reflexión crítica y una valoración personal.


LOE

La Ley Orgánica de Educación lleva en vigor desde el año 2006.

El primer capítulo hace referencia a las funciones del docente en general. Destacamos que todas ellas son de gran relevancia para el desempeño de dicho oficio y además deben realizarse en equipo y colaborando unos con otros. Estas funciones son:

“a) La programación y la enseñanza de las áreas, materias y módulos que tengan encomendados.

b) La evaluación del proceso de aprendizaje del alumnado, así como la evaluación de los procesos de enseñanza.

c) La tutoría de los alumnos, la dirección y la orientación de su aprendizaje y el apoyo en su proceso educativo, en colaboración con las familias.

d) La orientación educativa, académica y profesional de los alumnos, en colaboración, en su caso, con los servicios o departamentos especializados.

e) La atención al desarrollo intelectual, afectivo, psicomotriz, social y moral del alumnado.

f) La promoción, organización y participación en las actividades complementarias, dentro o fuera del recinto educativo, programadas por los centros.

g) La contribución a que las actividades del centro se desarrollen en un clima de respeto, de tolerancia, de participación y de libertad para fomentar en los alumnos los valores de la ciudadanía democrática.

h) La información periódica a las familias sobre el proceso de aprendizaje de sus hijos e hijas, así como la orientación para su cooperación en el mismo.

i) La coordinación de las actividades docentes, de gestión y de dirección que les sean encomendadas.

j) La participación en la actividad general del centro.

k) La participación en los planes de evaluación que determinen las Administraciones educativas o los propios centros.

l) La investigación, la experimentación y la mejora continua de los procesos de enseñanza correspondiente”.

Como resumen de las funciones, podemos decir que el docente no sólo debe impartir ciertos conocimientos, sino que además debe organizar sus clases y transmitir valores de forma transversal en las diferentes materias que los alumnos cursen. Por lo tanto, la figura del profesor ya no es de simple transmisor de contenidos, sino que va más allá en la educación de los alumnos.

Por otro lado, el profesor con esta Ley goza de completa autonomía en el aprendizaje de sus alumnos en cuanto a la metodología utilizada en el aula y la evaluación de los discentes.

Destacamos también que los docentes influyen mucho con sus actitudes en el interés de los alumnos por la materia que imparte. Cuando se nota que un profesor es activo, positivo y está motivado, transmite esas mismas sensaciones a sus alumnos. Podría decirse entonces que este profesor tiene vocación, le pone empeño y le gusta lo que hace. Creemos que ésta es también una función muy importante que añadir a las nombradas anteriormente.

“Nada cambia en una institución educativa si la mente y el corazón de los profesores no cambian” (Rugarcía, A. La evaluación de la función docente. 1994)

En el siguiente capítulo, se nombran las distintas enseñanzas que puede impartir un profesor según la formación que éstos tengan.

El profesorado de infantil y primaria tiene un grado específico para cada una de las diferentes áreas puesto que en éstas, es un único profesor el que está a cargo de todas las materias. Mientras que los docentes de secundaria y bachillerato, así como también los de formación profesional y enseñanza de idiomas, después de acabar la titulación correspondiente, necesitan a mayores un máster para especializarse como profesores.

En este título también se recogen los dos tipos de formación del profesorado, tanto la inicial (desarrollada a través del aprendizaje que realiza en futuro docente en la universidad) como la permanente (a lo largo de su ejercicio profesional a través de cursos, seminarios, congresos, etc.). En cuanto a la incorporación en centros públicos en la formación inicial, son los profesores que pertenecen al centro los que se encargan de tutorizar a los nuevos y acerca de la formación permanente, son las propias administraciones públicas las que se encargan de presentar cursos, ponencias, etc para seguir desarrollando el aprendizaje del docente y que éste pueda reflejarlo en el aula.

Por último, y no por ello menos importante, se aborda el reconocimiento, apoyo y valoración del profesorado. Podemos destacar los artículos 104.1 y 104.2 que dicen:

“1. Las Administraciones educativas velarán por que el profesado reciba el trato, la consideración y el respeto acordes con la importancia social de su tarea”.

“2. Las Administraciones educativas prestarán una atención prioritaria a la mejora de las condiciones en que el profesorado realiza su trabajo y al estímulo de una creciente consideración y reconocimiento social de la función docente.”

Seleccionamos estos artículos porque nos parece importante aclarar que socialmente el profesorado no está reconocido como debería sino que realmente es una profesión que “está en crisis”, sobre todo por los cambios que está sufriendo la educación en estos momentos. Por lo tanto creemos que las Administraciones Educativas no han logrado concienciar a la sociedad acerca de la importancia de la tarea docente.


LOMCE

Es relevante decir que esta ley, realmente es un anteproyecto de la LOE, es decir, la modifica y la complementa. En este anteproyecto no existe un título específico referido a los profesores, sino que se refiere a ellos a lo largo de la misma, en algunos artículos, pero de forma muy general.

Para comenzar, define el trabajo de los maestros de “generoso” junto con el trabajo de los padres y demás agentes de la sociedad. Podemos decir que parece que valora el trabajo que hacen los docentes con el fin de transformar la educación:

 

“Son de destacar los resultados del trabajo generoso de maestros y profesores, padres y otros actores sociales, que nos brindan una visión optimista ante la transformación de la educación a la que nos enfrentamos, al ofrecernos una larga lista de experiencias de éxito en los más diversos ámbitos, que propician entornos locales, en muchos casos con proyección global, de cooperación y aprendizaje.”

 

Aunque queremos remarcar que, personalmente, pensamos que esto no se cumple ya que no dedican un apartado en concreto para tratar el tema de los profesores y que por lo tanto, no los están valorando tanto como pretenden hacer ver. Creemos que simplemente lo ponen para tranquilizar a la sociedad.

Con los siguientes párrafos en los que se nombra el cambio metodológico, llegamos a la conclusión de que el docente debe realizar dicho cambio por uno que se adecúe a la época en la que vivimos, abordando las nuevas tecnologías como método de formar al profesorado así como para que éste enseñe a sus alumnos integrando los contenidos curriculares a la era de la comunicación. Las comunidades Autónomas son las encargadas de formar a los docentes en las nuevas tecnologías de la comunicación y la información para llevarlo a la práctica en el aula.

“Necesitamos propiciar las condiciones que permitan el oportuno cambio metodológico, de forma que el alumno sea un elemento activo en el proceso de aprendizaje. Los alumnos actuales han cambiado radicalmente en relación con los de hace una generación. La globalización y el impacto de las nuevas tecnologías hacen que sea distinta su manera de aprender, de comunicarse, de concentrar su atención o de abordar una tarea.”

“Las TIC serán también una herramienta clave en la formación del profesorado y en el aprendizaje de los ciudadanos a lo largo de la vida, al permitirles compatibilizar la formación con las obligaciones personales o laborales, y asimismo lo serán en la gestión de los procesos.”

“El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte elaborará, previa consulta a las Comunidades Autónomas, un marco común de referencia de competencia digital docente que oriente la formación permanente del profesorado y facilite el desarrollo de una cultura digital en el aula.”

Cuando se habla del desarrollo curricular, se habla también de un cambio que ofrecerá una mayor autonomía por parte del docente. Un profesor puede decidir que un alumno promocione con tres materias suspensas ya que le será favorable en la evolución académica; y cuando el docente decida si el alumno ha superado los objetivos del curso al término de éste. También podrán decidir, si un alumno debe repetir por segunda vez un mismo curso en el Bachillerato : 

“Que el equipo docente considere que la naturaleza de las materias con evaluación negativa no impide al alumno seguir con éxito el curso siguiente, que tiene expectativas favorables de recuperación y que la promoción beneficiará su evolución académica” 

“El profesor de cada materia decidirá, al término del curso, si el alumno ha logrado los objetivos y alcanzado el adecuado grado de adquisición de las competencias correspondientes.”

Los profesores, además deben adaptarse a todas las necesidades que los alumnos tengan, así como a los cambios que a ellos les afecte con la implantación de esta ley. Por ejemplo, en esta premisa, en la que se reclama una atención más personalizada para los alumnos que necesiten mayor refuerzo:

 

“Se prestará especial atención en la etapa de Educación Primaria a la atención personalizada de los alumnos, la realización de diagnósticos precoces y el establecimiento de mecanismos de refuerzo para lograr el éxito escolar”

En el artículo 27.2 de la LOMCE, se observa también la posibilidad de incorporar un programa de mejora, lo cual será un refuerzo para el alumno que lo necesite. En el párrafo explicado anteriormente hace referencia a la Educación primaria, sin embargo en otro, se hace más bien de la educación Secundaria. También puede proponer el equipo docente que un alumno se incorpore a la Formación Profesional Básica.

Los profesores además ahora recibirán un informe de cada alumno que al terminar el último curso de primaria, secundaria y bachillerato realizaría una prueba de nivel, las que antiguamente se llamaban “reválidas”. En las dos últimas etapas serán decisivas para acceder al siguiente nivel. Los profesores lógicamente deberán hacer evaluaciones internas en el centro, pero también deberá colaborar con las reválidas y con su propia evaluación.

 

“El nivel obtenido por cada alumno se hará constar en un informe, que será entregado a los padres o tutores legales y que tendrá carácter informativo y orientador para los centros en los que los alumnos hayan cursado sexto curso de Educación Primaria y para aquellos en los que cursen el siguiente curso escolar, así como para los equipos docentes, los padres o tutores legales y los alumnos.” 

“Impulsar las evaluaciones internas del centro y colaborar en las evaluaciones externas y en la evaluación del profesorado.”

A partir de ahora, el último curso de la ESO estará dedicado a la enseñanza de una disciplina en concreto. Para ello todos los profesores, deberán habituarse a este cambio ya que el primer ciclo, pasa de tener 2 cursos a tener 3 y el segundo ciclo constará de un solo curso, teniendo los alumnos que elegir entre una formación para iniciarse en el bachillerato o bien en la formación profesional. Por lo tanto, la oferta de materias será diferente y los profesores deberán adaptarse a este nuevo sistema curricular.

 

“El segundo ciclo o cuarto curso de la Educación Secundaria Obligatoria tendrá un carácter fundamentalmente propedéutico.”

 

Los directores tienen también autonomía para contratar profesores interinos cuando existan vacantes libre y financiación, así como para establecer los requisitos que se deben cumplir para la interinidad o para decidir que no se debe incorporar un docente interino.

 

“a) Establecer requisitos y méritos específicos para los puestos ofertados de personal funcionario docente, así como para la ocupación de puestos en interinidad.

b) Rechazar, mediante decisión motivada, la incorporación a puestos en interinidad de personal docente procedente de las listas centralizadas. Esta decisión deberá ser refrendada por la Administración educativa correspondiente.

c) Cuando exista vacante y financiación adecuada y suficiente, proponer de forma motivada el nombramiento de profesores que, habiendo trabajado en los proyectos de calidad, sean necesarios para la continuidad de los mismos.”


image


COMPARACIÓN Y REFLEXIÓN

Después de realizar un exhaustivo análisis de las dos leyes de educación, hemos podido llegar a la conclusión de que como en la LOMCE no existe un apartado referido al profesorado, presupusimos que no va a realizarse modificación alguna en este tema. Lo que sí hemos podido ver es que al realizar una lectura más en profundidad de la ley que se pretende implantar, es que en realidad si existen aspectos que se van a cambiar.

Empezamos con el reconocimiento. En la LOE, se hace referencia al apoyo y valoración que se le debe hacer a los profesores por parte de la Administración Educativa y por tanto, también de la sociedad. Ya es un punto a favor cuando se le dedica un capítulo entero en dicha ley a los docentes. Sin embargo, en la LOMCE, lo reconoce de forma general junto con los demás agentes implicados en la educación, como un trabajo “generoso”. Además, como explicamos anteriormente, creemos que en realidad no están intentando mejorar la visión que la sociedad tiene del profesorado.

Un punto a favor de la LOMCE, lo podemos encontrar en la metodología de enseñanza, ya que ésta debe ser mediante las TIC’s y a su vez deben ser una forma de formación permanente del profesor. Es decir, para que un profesor sepa utilizar las tecnologías como metodología de la enseñanza, las Comunidades Autónomas deben hacerse cargo de formar en este ámbito. La LOE, por el contrario no explica nada de la utilización de las TIC’s por parte de los profesores.Las nuevas tecnologías son imprescindibles en la educación correspondiendo a la época en la que vivimos. A lo largo de los años, se han producido gran cantidad de cambios en la enseñanza de los contenidos curriculares, gracias a las TIC’s que han permitido una mayor comprensión de las materias por parte de los alumnos.

En cuanto a la autonomía del docente, afirmamos que con la LOE era mayor. El profesor tenía total libertad a la hora de preparar sus clase y evaluar a sus alumnos, y en cambio con la LOMCE esta libertad se ha perdido, haciendo referencia por ejemplo a las reválidas, que serán evaluadas por profesores externos al centro pudiendo ser éstos docentes de centros privados o concertados, al contrario que en selectividad que tienen que formar parte de centros públicos. Nos parece por tanto más coherente que al que al final de una etapa sea el profesor del centro, que ha visto la evolución académica del alumno durante todo el curso, el que decida si promociona o no a la siguiente etapa.

Las reválidas, como acabamos de mencionar, constituyen otro cambio más. Según Wert: “las reválidas también servirán para evaluar a los profesores y a los centros”, puesto que dependiendo los diferentes resultados que alcancen los alumnos serán un reflejo de cómo han formado a los alumnos. Además, estos exámenes tendrán un doble objetivo: por un lado evaluar los conocimientos del alumno, y por otro, establecer una cierta competitividad entre los centros. En cuanto a este tema, no estamos de acuerdo con esta forma de evaluar ya que no aportará nada en la formación de los alumnos y lo importante es la evaluación continuada y pormenorizada de cada uno.

 Otras características que se le presentan al profesor en la LOMCE, debe participar en la toma de decisiones pedagógicas, en el claustro de profesores, colaborar con la Administración en las evaluaciones de los centros y además pueden optar por ser directores a través de un concurso de méritos para los cuales son imprescindibles una serie de requisitos. En la LOE es exactamente igual, excepto en la forma de elegir al director y en la autonomía de este, ya que en la LOMCE, al parecer es mayor. En las dos leyes, se habla de la participación del profesor en el consejo escolar, en la LOMCE, pasa a ser un órgano consultivo del centro, no tendrá potestad y por lo tanto carecerá de valor.

También destacamos que en la LOMCE se establece un aumento del ratio alumno-profesor, lo que provocará que el docente no pueda establecer una atención más individualizada a los alumnos. Además, se aumentarán las horas lectivas de las materias troncales, es decir, de las lenguas, matemáticas y ciencias, y se disminuirán las horas lectivas del resto. Todo esto hará que la calidad educativa empeore.

Por último, otros de los cambios y aspectos importante que se mencionan en la LOMCE son: