Formación Docente

Ser docente no es una tarea sencilla, pues ante las exigencias de hoy en día, no solo se tienen que preparar en el área de la tecnología sino también en las humanidades.

Hemos visto que la formación del docente no ha ido más allá de una preocupación de uno mismo, no se ha traducido como una política concreta en la cual se pueda formar al docente como se esperaba, como podemos ver en otros países como los son Portugal, con un centro destinado a la evaluación diagnostica y en Francia han apoyado proyectos, como centros especializados  para la formación de los adultos, y también podemos ver en Rusia que apoyan a la enseñanza a distancia y flexible, con cursos matutinos y de correspondencia.

Debemos entender que un docente debe también estar actualizado con los cambios que ocurren de forma global, que cada cierto tiempo deba tomar cursos, retomando la comparación algunos países como Alemania y Grecia, la formación permanente es obligatoria, y también en partes de Sudamérica y Norteamérica, los docentes han aprovechado los tiempos para irse formando, como lo son los cursos de verano. 

En cuanto a la política, hay muchos ejemplos en los cuales nos podemos apoyar en cuanto como la política ha apoyado al docente, por ejemplo en Grecia y Portugal abren estrategias que permiten al docente desarrollar programas de recuperación de procesos cognitivos, y en México vemos que la línea se enfoca hacia la interculturalidad, la investigación pedagógica  y elaboración de materiales.

Podemos aprender que, hoy la formación integral que imparte el docente supone métodos de enseñanza-aprendizaje y el “relevo disciplinar”, como algunas áreas, como es el desarrollo comunicativo, donde el alumno debe aprender a comunicarse tanto con el docente como con los compañeros, y así crear un vínculo de trabajo en equipo, también está el desarrollo cognitivo, el desarrollo físico, el desarrollo espiritual, desarrollo social, desarrollo estético, desarrollo tecnológico, y desarrollo afectivo.

En estos tiempos estamos en una sociedad donde se debe preparar a los alumnos a aprender, llamada la sociedad del conocimiento. Por lo tanto, los docentes tienen que ser líderes con ética y moral.

Por otra parte, podemos entender que el docente debe tener una identidad desde la articulación de lo intrínseco a lo extrínseco, como podemos llamarle del yo tener y la del yo ser. Tenemos que identificar las 3 variables que tienen la identidad de cualquier ser humano, las cuales son la vulnerabilidad, la integridad y trascendencia, las cual la trascendencia, es la que te libera de ser como los demás quieren que seas, y empiezas a trascender de manera autónoma.

El docente es el que estimula la cognición social al alumnado, en el comportamiento de manera individual o colectiva, y de esa manera, un docente bien motivado puede desarrollar actitudes positivas, y de manera viceversa si los estados de ánimo son negativos.

Un docente debe entender que no solo es impartir información a sus alumnos, deben motivar en lo social y económico al alumno, pero una de las causas que afecta a los alumnos por parte de los docentes, muchas veces es el tiempo y la forma de enseñanza, pues el docente no alcanza a enseñar lo que se debió enseñar o si lo hace es de forma rápida que eso afecta la forma de enseñanza, o no da un plus, el cual el alumno se beneficie y afecte la construcción del conocimiento.

Muchas veces hay presiones hacia el docente, como es el cumplimiento y normatividad al desarrollo programático y contenidos, haciendo que el docente no se salga de los contenidos estipulados, y otra presión aunque no del todo, son las pruebas del Estado, en las cuales algunos docentes se oponen a tales pruebas.

La rutina en un docente, hace que la forma de enseñar al alumnado se estanque y no innove, basándose en ejemplos o formas ya establecidas, un docente debe tratar de estimular al alumno en su aprendizaje de formas contemporáneas.