Los diferentes tipos de docentes

Los diferentes tipos de docentes

Mucho se ha hablado dentro de clases sobre el profesor, pero es necesario mencionar también que no existe un solo tipo, pareciera que a consideración de los alumnos unos pueden ser mejores que otros ya sea por interés o porque en realidad les gusta cierto perfil de profesor.

image

Cual sea el caso, me parece oportuno hacer una breve mención de la información que pude seleccionar, por lo que explicare un poco sobre el tema según algunos autores.

Para Kerschensteiner existen 4 tipos de docentes:

  • Educador angustiado: que paraliza casi siempre, la iniciativa de los alumnos. Es decir; no deja que sus alumnos desarrollen ciertas capacidades como la creatividad, la responsabilidad de llevar a cabo una iniciativa, etc.
  • Educador Indolente: que deja plena libertad a sus alumnos, más por desatención que por principios.
  • Educador ponderado: que sabe distribuir a partes iguales la libertad y la coerción, sin alejarse de las reglas pedagógicas tradicionales.
  • Educador nato: este docente tiene sentido pedagógico. Es práctico y de mucha fuerza de voluntad. Acostumbra a ser claro y preciso en sus apreciaciones y revela comprensión por los demás. Su más ardiente deseo es ayudar a sus alumnos para que desenvuelvan su espiritualidad.

 

Caselman realiza la siguiente división en función de los distintos tipos de docentes:

  • Profesor logotropo: es aquel que le da importancia a los valores culturales, al mismo tiempo que procura entusiasmar a los educandos con esos mismos valores. Este tipo de docente se suele inclinar a la filosofía o a la ciencia, pero su preocupación pedagógica fundamental es instruir.
  • Profesor paidotropo: es el que se inclina hacia los alumnos. Se interesa por la instrucción, pero más por la formación de sus discípulos.

 

Adelaide Lisboa de Oliveira los clasifica de la siguiente manera:

  • El brillante: le preocupa más el efecto que pueda causar en sus alumnos que el progreso educativo de los mismos.
  • El escrupuloso: se interesa por las minucias insignificantes de la disciplina o del reglamento de la escuela y, por eso, su visión es muy limitada.
  • El mero profesional: da clases para ganarse la vida, sin importarle nada más, por lo que su acción está llena de altibajos. Su objetivo es el económico.
  • El eufórico: juzga excelentes y en franco progreso a todos sus alumnos.
  • El displicente: está siempre atrasado en sus obligaciones escolares, ya sea en el desarrollo del programa como en el cumplimiento de las exigencia burocráticas.
  • El depresivo: siempre atento a los aspectos negativos de sus alumnos e incapaz de ver los aspectos positivos.
  • El poeta: se encuentra siempre distante de la realidad de sus alumnos y de las condiciones de la enseñanza. Esto es debido a que ve todo a través del prisma de la fantasía.
  • El desconfiado: en todas las manifestaciones de sus alumnos ve actos contra su persona y su dignidad.
  • El absorbente: llega a ser atrayente, expansivo y brillante. Busca suscitar la admiración de sus alumnos.
  • El sugestivo: sería el tipo ideal de profesor, si fuera capaz de amar y de ser amado. Infunde ideales y vibra ante las buenas acciones de sus alumnos; no teme que éstos lo alcancen o lo superen. Posibilita a sus alumnos la aprehensión de la belleza, de la verdad, y del bien, que es su principal objetivo.
  • El teórico: profesor de gran cultura, para quien educar es instruir. Vive para la ciencia. Se muestra frio y objetivo en sus relaciones con los educandos.
  • El práctico: profesor que busca alcanzar un máximo de resultados con un mínimo de esfuerzos. Da mucha importancia al método y a la técnica, ya que le interesa más la preparación técnica que la formación espiritual de sus alumnos.
  • El esteta: docente que considera la formación de sus alumnos como la más bella obra de arte. Sabe infundir ánimo y formar personalidades.
  • El social: profesor comprensivo, paciente y consagrado interiormente a su profesión. Consigue infundir espíritu de familia entre sus alumnos, y los conduce hacia una actuación positiva en la sociedad.
  • El autoritario: docente que se manifiesta celoso de su autoridad y superioridad con relación a sus alumnos. Es partidario de la disciplina severa y se preocupa más por imponerse que por educar.
  • El religioso: profesor cuidadoso y serio, persuadido de su responsabilidad en la formación de las almas de sus alumnos, lo que lo lleva a ser religioso y severo en procura del bien de los mismos.

 

 

Independientemente de estas clasificaciones me parece importante mencionar que dentro de las funciones de los docentes siempre deben incluir a la investigación, la experimentación y la mejora continua de los procesos de enseñanza correspondiente, ya que de esta manera podrán mejorar su trabajo y lograr resultados que en verdad dejen huella en la vida de sus alumnos.

 

  

Webgrafía:

http://www.elpsicoasesor.com/2012/06/los-12-tipos-de-maestro.html

http://www.e-torredebabel.com/leyes/LOE/LOE-Titulo-III-Profesorado.htm

http://apli.wordpress.com/2007/09/12/el-papel-de-los-profesores/

http://www.slideshare.net/RasecTobar/tipos-de-maestros

 

http://www.saladeprofes.com/se-dice/611-especies-de-profesores.html