Análisis y Reflexión: Aprender a ser maestro: perplejidades y paradojas

Hola a todos , en este caso realizaré una reflexión acerca del texto perteneciente a los cuadernos de Pedagogía nº436 escrito por Juana M.Sancho Gil y José Miguel Correa trabajado por medio de la técnica de seminarios( en la cual la clase se divide en diversos seminarios, los cuales trataran diferentes temas que luego expondrán a l resto de alumnos) en la clase de Formación del Profesorado.

A modo de introducción debemos decir que hablaremos de este texto refiriéndonos al contexto español y a la situación actual de la docencia que vive una realidad compleja y cambiante en la cual los profesores viven en un continuo estado de perplejidad, y muchas veces no solo eso, sino que son una de las labores ‘’diana’’ para la sociedad española.

Como se comenta en el texto la escuela siempre se entendió como un dispositivo bastante inamovible, encargada de educar a todos los ciudadanos, centrándose más en el pasado que en el presente o futuro, con unas referencias mucho más históricas y unos conocimientos relacionados primordialmente por la teoría adaptándose un poco a la Sociedad de la Información generada sobre todo con el final de la Dictadura.

Actualmente vemos que las cosas han cambiado, y como nombra Berliner en el texto: ‘’Vivimos en una sociedad V-I-C-A, volátil incierto, complejo y ambiguo. Si el mundo es así se requiere un cambio radical en el currículo para que responda a los cambios en el mundo’’ es decir, la realidad en la que vivimos está en constante cambio y es aquí donde hay que hacer incidencia a la hora de tratarla desde todos los puntos de vista, y la educación no es una excepción. Es en este punto donde nos debemos dar cuenta de la importancia de ‘’garantizar que nosotros y nuestros estudiantes desarrollemos nuestra capacidad para seguir aprendiendo a lo largo y ancho de la vida’’. Bajo este contexto los docentes se ven sometidos a una renovación constante que afrontan desde la perplejidad de no saber qué puede ocurrir mañana y de la ambigüedad de situaciones que se dan en la enseñanza.

Todo esto desde una constante pensamiento de la mayoría de las sociedades de que los profesores de Educación Infantil y Primaria realizan un trabajo fácil, que tienen un buen horario y un buen sueldo , algo que deja aún más si cabe a los profesores en el punto de mira y sientan un menosprecio y desmotivación hacia su labor.

Debemos situar también el contexto actual en nuestro país España, donde tras una época de gran productividad y creación de puestos en el ámbito educativo estrechamente relacionado con la transición democrática y la creación de la Constitución española, llegando a alcanzar metas educativas que parecían imposibles. Esa situación contrasta con la actual en la cual estamos sumidos en una crisis económica que influyen en aspectos  fundamentales de nuestra sociedad como son la educación y la sanidad como explica el texto, cambio que tiene que afrontar y responder la educación que sufrió también una serie de medidas de reducción de capital traducidas en recortes salariales en los docentes, aumento de número de alumnos por aula, desaparición de docentes de apoyo…Una serie de cambios a los cuales el profesor ha de enfrentarse y tratar de responder desde lo más profundo de su vocación docente y de su creatividad.

Es necesario por tanto, y como bien indica el texto, un cambio en la identidad docente, es hora de reinterpretar creencias y valores, el profesor debe tratar de adquirir un conocimiento cambiante y continuo,  trabajando desde fuera para dentro del aula y viceversa. Debe enfrentarse también a una sociedad multicultural, donde interaccionan diversas variables como la religión, la diversidad lingüística, etc. Donde el docente adquiere una polivalencia en su labor nunca antes planteada. El docente será el encargado de guiar al alumno olvidándose de la reproducción memorística sin sentido y el horror al error que se daba anteriormente, centrándose en los procesos de indagación y creatividad como destrezas imprescindibles en la actualidad. El docente ha de mezclarse con el contexto concreto de sociedad en el que vive y trasladarlo a la escuela,  actuando de apoyo y guiándolo por su camino formativo.

A modo de reflexión tengo que decir que los temas que se tratan en este texto deben estar a la orden del día en cada centro educativo, sobre todo en los de educación obligatoria, ya que son situaciones que creo que tienen una importancia vital en el buen funcionamiento de todos estos centros anclados, la gran mayoría,  en la comodidad metodológica de antaño. Pienso también que los docentes deben estar replanteándose cada poco tiempo su identidad ya que en estos tiempos de crisis son ellos los grandes protagonistas en la transmisión de conocimientos para conseguir así no solo salir de la crisis, si no establecer unas bases para una bonanza social y económica en el futuro. Hablar de la necesidad de que los profesores se renueven a la par del contexto social es una de las medidas prioritarias, pero esto no se podrá dar si desde los altos cargos gubernamentales no se hace una apuesta por la educación y por el blindaje de la misma sin importar la ideología del gobierno, algo de lo que en España carecemos, no se puede plantar una semilla, esperar 1 día para ver si da frutos y si no desecharla, hay que plantarla y tratarla con distintas herramientas y materiales para que florezca, eso sí es un proceso que requiere paciencia. Para que emerjan estas nuevas ideas es necesario que las decisiones referidas a la educación por parte del Gobierno las tomen también expertos en la materia, si es un empresario el encargado de realizarlas ( por ejemplo) tendrán todas un perfil y una visión de búsqueda del beneficio que no suele beneficiar al colectivo dedicado a la formación y a sus receptores. Todos debemos trabajar en beneficio de la educación, la sociedad no acaba de darse cuenta del papel importante que tiene en este tema, y sí, los necesitamos.

 

(En archivos se adjutará un artículo que fundamenta Nuevas Tendencias en la Formación Permanente delProfesorado” con el fin de completar información)

la necesidad de cambios en la identidad del docente)

 

Bibliografía: Correa. J.M. y Sancho, J.M. (2013).Aprender a ser maestra: perplejidades y paradojas. En Cuadernos de Pedagogía, nº436, pp.18-21.