Cambio en la sociedad = cambios en la formación

Los sistemas educativos nacieron con la intención de garantizar la transmisión y preservación de valores, actitudes y saberes dominantes de las sociedades en las que se encuentran. Se ha entendido a la escuela como practicamente la unica formar e educar a todos los ciudadanos. Se trata de una institución que, muchas veces, en lugar de situarse en el momento actual y proyectar sus actividades hacia el futuro, se queda en un análisis del pasado. No solo la escuela educa, y no podemos quedarnos unicamente rememorrando viejos tiempos, criticandolos o alabandolos, tenemos que ser conscientes de que las sociedades han cambiado, y que posiblemente las necesidades y objetivos de los que partian los primeros sistemas educativos, están totalmente descontextualizadas en el momento actual. A día de hoy, ser educador debe ser inseparable de la idea de una constante renovación, tanto de actividades, objetivos y relaciones con al comunidad, para poder ejercer correctamente según las condiciones actuales. Por todo ellos se impone la necesidad de una renovación pedagógica.

Actualmente podemos poner como objetivo de la escuela actual el hecho de impartir aprendizajes, no basados en la mera memorización de contenidos cerrados, sino basados en la indagación, coordinación y articualción dinámica del conocimiento para la resolución de problemas. Y porque este tipo de aprendizaje? porque hemos llegado a la conclusión de que vivimos en una sociedad cambiante y que no podemos pronosticar con exactitud que pasará mañana, y por ello es improtante enseñarle a nuestros estudiantes todas las estrategias posibles para que sean ellos mismo quien decidan como solucionar esos problemas futuros. Mediantes estos aprendizajes se busca desarrollar la capacidad, tanto de estudiantes como de educadores, para seguir aprendiendo a lo largo de nuestras vidas.

En el contexto actual los docentes viven en constante perplejidad, sobre todo en los primeros años de ejercicio profesional. Luchan contra el dilema de llegar a ser los maestros que aspiraban a ser, y enfrentarse a las realidades diarias, analizar en que tipo de profesionales se están convirtiendo realmente. Estos puntos, a pesar de la idea que sobre los docentes existe en la sociedad, hace que no se trate de una labor sencilla.

Aunque en las encuestas las profesiones de maestros tanto en Infantil como en Primaria están bien valoradas, ya que suelen ocupar el tercer y cuarto puesto. La realidad es que en la mayoria de los paises se ve a los profesores como profesionales que realizan un trabajo facil, que cualquier persona podría llevar a cabo, además de tener un buen sueldo, buen horario y muchas vacaciones. Además de que para todo esto  no han necesitado una gran formación, ya que "para enseñar a niños no hace falta saber más que lo básico". Por esta diparidad de opiniones, a mi personalmente, me cuesta entender la idea que la sociedad tiene respecto esta importante profesión

 

La situación de entrada de los docentes en el sistema educativo en los ultimos años ha variado mucho. La primera etapa que analizamos (década de los 70) es la de la Ley general de educación.  En esta época la escolarización media solo se extendía hasta los 6 años de edad y la situación económica de las familias se aleja mucho de la actual. Es tambien de esta época la Constitución española, que entre sus referentes a la educación, promulga "el derecho que todos tienen a la educación", así como que la "enseñanza básica sea obligatoria y gratuita". Con estos aspectos se buscaba el "pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a lso derechos y libertades fundamentales". A partir de este momento empieza la epoca de desarrollo en España, en todos los ámbitos, entre los cuales tambien se encuentra la educación.

Es en estos años cuando el número de docentes tanto en Educación Infantil como en Primaria aumenta de forma más significativa. Esta situación se debe al crecimiento de la escolarización obligatoria, alto grado de jubilación de profesionales de la época de los años 70, necesidad específica de algunas comunidades (Catañuña) de profesorado por haber aumentalo el número de horas lectivas. Esta situación llevo a que aumentaran significativamente las plazas para las carreras de magisterio,a que estudiantes de magisterio entratan a trabajar sin tener terminada la carrera o que llegaran a impartir clases licenciados sin la formación pedagógica necesaria llegando al punto de que el paro llego a desaparecer. 

Para lo que tenemos pensado dedicarnos a la enseñanza en los próximos años, esta situación dista mucho de la vivida en la actualidad y de la que nos vamos a encontrar cuando entremos en el mundo laboral ( si es que llegamos a hacerlo). La crisis en la que vivimos desde aproximadamente el año 2000, ha hecho que pocos sean los docentes que han aprobado una oposición y tengan plaza fija en un centro. Muchos inlcuso las han aprovado en varias ocasiones pero no han conseguido plaza en algun centro, lo que desmotiva el seguir intentándolo. Algunos de os mas "afortunados" pasan los meses de sustitución en sustitución. Otro aspecto problemático son los sueldos, que a pesar de ser altos al principio de la de la trayectoria profesional, la falta de carrera docente hace que se estanquen y se equiparen con el resto de profesiones. A todo esto hay que añadirle los recortes sufridos en el sector público asi como el cambio cuantitativo de responsabilidades y carga de trabajo. Así como las nuevas políticas de reajuste, el aumento de alumnos, la disminución(desaparición) de profesores, que han generado la aparicion del paro en esta profesión y con números no especialmente bajos.

Por todos estos aspectos, la situación en la que estos profesionales se insertarán en el mercado laboral, hace necesarios cambios en la forma de aprender a ser maestro, y en las situaciones a las que se va a enfrentar una ve desempeñe la profesion.

Analizar todos los puntos descritos hasta ahora, hace creen como dice Flores y Day (2006) que hoy mas que nunca la constitución de la identidad docente se ve como un proceso dinámico y permanente que implica dotar de sentido y reinterpretar las propias creencias, valores y experiencias. El trayecto de convertirse en docente implica un constante análisis de las experiencias vividas tanto dentro como fuera de la escuela, de las visiones que se tiene de uno mismo, en cuando a su labor, como se llega y como se quiere llevar a cabo.  A día de hoy, los siguientes, son los cambios más significativos con los que se enfrenta el profesorado:

  • El hecho de que el conocimiento no sea algo perdurable y pase a ser cambiante e impredecible. Las tecnologías de la comunicación y información además han cambiado notablemente los procesos llevados a cabo con este conocimiento. Todo esto exige, como ya se ha hablado, una constante actualziación, una identidad docente en constante transformación.
  • El currículo básico se ha vuelto más complejo, no solo hay que enseñar conocimientos cerrados y estancos basándose en la memorística, sino que hay que apostar por formar alumnos indagadores, coordinados y que sean capaces de articular dinamicamente el conocimiento paa saber enfrentarse a las futuras tituaciones y porblemas que encontraran en su vida. 
  • Han aumentado las exigencias a la escuela. Se ha incrementado la estadía en el centro así como una formación básica que trate muchos y más variados aspectos. 
  • Los cambios globales se han notado claramente en la escuela. El las diferencias culturales, linüisticas, religiosas, congnitivas, emocionales... de los alumnos a día de hoy pueden ser totalmetne dispares entre unos y otros.  Esto hace necesario un rol docente flexible, capaz de adaptarse a las diferentes situaciones. 
  • Por ultimo está la digitalización de la cultura y la sociedad que hace desmoronarse a la escuela tradicional. Se cuestionan las funciones historicas de la escuela y el papel del docente., que actualemtne tiene que saber coordinar el mundo escolar con las nuevas formas de comunicación, porque a día de hoy lo más importante no es la transmisión de la información. 

 

Ya para concluír decir que el maestro a día de hoy necesita de una permanente renovación metodológica, que le permita ir adaptándose a las diferencias que va a ir encontrando a lo largo de su ejercicio profesional. Cambios de actividades, obejtivos y relaciones con la cominudad que son los pilares de la practica docente. El papel del profesor tiene que pasar de la idea tradicional de único transmisor de conocimiento, para transformarse en un guía y un orientador en el proceso de aprendizaje de los alumnos. No debe basar su trabajo en la autoridad sino en el diálogo, acompañando y fortaleciendo el proceso de sus alimnos. Por todo lo analizado en esta entrada cabe formularse una pregunta ¿Existe actualmente coherencia entre la formación inicial de los docentes y las necesidades ysituaciones del mundo real? 

Y a mi parecer la respuesta a esta pregunta no es del todo positiva, hay que mejorar la formación inicial docente, aumentando la importancia de la practica y no tanto de los conocimientos teóricos, ya que se aprende haciendo. Además es importante enseñarles estrategias para enfrentarse a las variadas situaciones del aula, y que el choque cuando entren en el mundo profesional no sea tan brusco. Además hay que potenciar la formación permanente una vez se ha empezado el ejercicio de la profesion. Todos estos puntos son , para mí, vitales en esa nueva reformulación de la formación docente y nosé hasta que punto se estan o no llevando a cabo.

 

 

Correa. J.M. y Sancho, J.M. (2013).Aprender a ser maestra: perplejidades y paradojas. En Cuadernos de Pedagogía, nº436, pp.18-21