Programas de inserción profesional

Como ya indiqué en anteriores entradas los primeros años son claves a la hora de constituirse la identidad docente. Sin embargo, los profesores noveles se insertan en el mercado laboral en un contexto conflictivo y difícil, haciéndose cargo de aquellos grupos de alumnos, de aquellas aulas y horarios que los profesores veteranos han rechazado. Sin experiencia, deben enfrentarse a situaciones que ni sus compañeros experimentados saben afrontar fácilmente, repercutiendo esto tanto en su actitud hacia la profesión, su motivación para innovar y progresar como docente, y por supuesto, sobre los propios alumnos.

En el capítulo uno de la obra de Carlos Marcelo, se nos presenta una forma de evitar estas situaciones a través de los denominados programas de inserción profesional, entendidos como una propuesta específica para una etapa distinta tanto a la correspondiente con la formación inicial como a la de formación en servicio. Estos programas son muy variados y pueden estar diseñados para hacer crecer a los profesores principiantes u orientados a la evaluación.

La experiencia práctica es un método de aprendizaje para los docentes, pero para sacarle partido deben aprender a aprender. En el texto se recogen las tres condiciones establecidas por Ball y Cohen (1999) para poder esperar algún tipo de aprendizaje durante la experiencia práctica:

a)   Los profesores tienen que aprender a adecuar su conocimiento a cada situación.

b)   Los profesores deben de aprender a utilizar su conocimiento para mejorar su práctica.

c)   Los profesores necesitan aprender cómo enmarcar, guiar y revisar las tareas de los alumnos.

Pero para aprender de la práctica los profesores no tienen por qué estar en la realidad del aula, si no que bastará con tener acceso a materiales reales (diarios de profesores, observaciones de enseñanza, tareas de los alumnos, casos multimedia, etc.) que le permitan conocer la práctica e indagar sobre la enseñanza. (Quizás esto pueda relacionarse con el tipo de formación inicial que demandaban los profesores en el artículo de “La formación inicial: entre la teoría y la práctica".)

Tipos de programas de inserción:

En este capítulo el autor hace referencia al estudio de Smith e Ingersoll que nos permite diferencias tres tipos de programas:

  • Inserción básica: apoyo mentor por parte de un docente que imparte la misma materia que el profesor principiante, y comunicación con el jefe del departamento.
  • Inserción básica + colaboración: además de lo anterior tienen tiempo para planificar en común con otros compañeros, y participar en seminarios con otros profesores principiantes.
  • Inserción básica + colaboración + red de profesores + recursos: todo lo anterior y también participar en una red externa de profesor, reducción de la carga docente.

Componentes de los programas de inserción:

Atendiendo a la agrupación elaborada por Horn, Sterling y Subahn (2002) referida en el texto, los componentes de los programas serían los siguientes:

  •  Orientación.
  •  Mentor.
  •  Ajustar las condiciones de trabajo.
  •  Reducción del tiempo.
  •  Desarrollo profesional.
  •  Colaboración con compañeros.
  •  Valoración del profesor.

Como elementos principales debemos señalar la figura del mentor y el trabajo colaborativo. Los mentores “son profesores experimentados que se hacen responsables de ayudar a los profesores principiantes. Esta ayuda se puede dar directa o indirectamente. Los mentores pueden proporcionar información, orientar, observar clases y dar retroacción sobre lo que ven y oyen, se pueden implicar en grupos de discusión, proporcionan relaciones con otros profesores, las instituciones de formación y la Universidad, y en algunas ocasiones llevan a cabo la evaluación de profesores principiantes.” (Bolam, 1995).

Pero no cualquiera puede ser mentor, ha de cumplir con ciertas características personales y profesionales que le permitan dar respuesta a las necesidades emocionales, sociales e intelectuales de los profesores principiantes, a base de un trabajo conjunto que equilibre el apoyo dado y los desafíos planteados al nuevo profesor.

 

Bibliografía:

Marcelo, C. (coord.) (2008). El profesor principiante. Inserción a la docencia. Ocatedro: Barcelona