STELLAEADICTAS

STELLAEADICTAS

El lema que nos define :"Todo aquel que se vaya a dedicar a la enseñanza nunca debe dejar de formarse"

Y DONDE ESTÁ LA ALUSIÓN AL PROFESORADO?

Y DONDE ESTÁ LA ALUSIÓN AL PROFESORADO?

Iniciado por Enelina Respuestas (4)

Chicas, chicas, habéis leído la nueva ley que va a implantar e PP en el estado español, l la Ley de Mejora de la Calidad del Sistema Educativa o LOMCE, yo si, pero al leerla y volver a verla, no he encontrado un epígrafe referido al profesorado, ¿Vosotras sí?, ¿qué aspectos trata el mismo? es que a lo mejor al fotocopiarla se me extraviaron dichas hojas. 

 

Respuestas

  • Por Cristina Herrera Madrid

    Pues sí, la leí. Desde luego parece una broma, en lo referente al profesorado no se dice nada, aunque en el preámbulo de dicha ley se dice que va a ser una modificación de la anterior ley (la LOE), por lo que se puede asumir que si no aparece nada en la nueva ley sobre el profesorado es que se va a dejar tal cual estaba en la anterior. Sin embargo, hay que examinar con lupa la LOMCE ya que sí dice un par de cosas que afectan bastante a la profesión docente, miraos bien en artículo 66.

  • Por Enelina

    Ah entonces, no estaba yo loca. La verdad es una ley que hay que mirar con lupa, pues nos encontramos con propuestas como son que el director pueda escoger al profesorado, entre otras, que realmente me parece una aberracion, ya que no se va a realizar una elección en función de las capacidades y competencias del propio profesional, sino que entrarán en juego otros valores....

  • Por Lorena Garcia Pazos

    Teneis toda la razón chicas,aunque en la LOMCE no exista ningún punto concreto destinado a la figura del profesor, como ya expuse en mi entrada. el trato que se le da al profesorado se oculta en "fachadas" que inflúen transversamente en el profesorado pero que en la práctica, son aspectos que le afectan directamente. Tal como pretende  la Ley Wert se deja claro que la calidad se mide sólo por el resultado académico de los estudiantes a pruebas externas, las cuales todas conocemos con el nombre de reválidas y la cual es  una de las medidas fundamentales que esta ley aspira imponer para el año que viene, en los cursos de  4º  de E.S.O. y 2º de Bachillerato. Pero, qué hay detrás de estas reválidas?

    Pues, a mi modo de ver, estas pruebas externas sitúan al profesorado en un papel muy desprestigiado como profesionales, desconsiderándolos en su capacidad para otorgar los títulos de Graduado y Bachiller.  De esta manera, queda claro que los  centros solo serán  academias dedicadas unicamente a preparar a los alumnos a dichas evaluaciones, por lo que de manera indirecta los profesores verán limitada su metodología a contenidos específicos impuestos por dicha reforma.  Visto así,¿El profesor solo cumplirá la función de transmisor de "conocimientos"?  A partir de ahora solo se evaluarán aquellas materias troncales tales como las matematicas, entonces que pasa con las competencias propias  que un alumno  debe adquirir, tales como la autonomía y ciudadano crítico, que no se evalúan?

     Si quereis ver cómo se está viviendo en la actualidad la proyección de la LOMCE  os dejo un artículo reciente del periódico "EL PAÍS", publicado el 23 de octubre de 2013 bajo el título de: "Cuando lo único que cuenta es pasar la reválida", el cual podreis encontrar en mi última entrada que complementa mi comparación de la LOE  con la LOMCE. UN SALUDO!!!

  • Por Enelina

    La verdad es que si en la actualidad el profesorado y su labor ya está deslegitimado y poco valorado en nuestra sociedad con una ley como esta, en donde los resultados y el aprendizaje de los alumnos será medido a través de reválidas y evaluaciones  externas ayuda a empeorar el concepto sobre los mismos, así como de su gran labor desarrollada día a día en las aulas, en donde se tienen que enfrentar a gran cantidad de alumnos de características muy diversas, que supone todo un reto.

     

    Y es más nadie se para a pensar en que su labor no solo se limita a las horas lectivas, sino que deben planificar, organizar y diseñar tareas que respondan a las necesidades de sus alumnos, así como corregir, u otras tareas.

     

    El camino que llevamos es el de dejar la imagen del profesorado por el suelo, como se diría en mi aldea.