El orgullo de ser profesor

El orgullo de ser profesor

Este artículo de opinión de José Carlos Bermejo publicado por el Correo Gallego el día 2 de abril de 2012 me pareció muy interesante. En él, el autor dignifica la profesión de profesor destacando la idea de que éstos son los encargados de transmitir los conocimientos a la sociedad, por lo que el maestro debe saber qué enseñar y a su vez, debe saber aprender. Esto se ve reflejado en las palabras de diversos autores como puede ser Jonh Cotton Dana: “quien se atreve a enseñar, nunca debe dejar de aprender”, o Séneca al afirmar que: "los hombres aprenden mientras enseñan."

Del artículo me gustaría destacar que un profesor ha de estar orgulloso de serlo, de saber cuál es su misión… porque un profesor quiere ser un profesor”. Esta reivindicación de la práctica docente me parece uno de los motivos de bienestar que debe condicionar el desarrollo de la profesión. La vocación produce energía, alegría y ganas de desarrollar proyectos, lo que significa encontrar sentido a la tarea que se desarrolla. De esta forma, sentirse motivado facilita la disposición a realizar un buen trabajo, a innovar y a estar abierto a nuevas idas y propuestas, lo que influye positivamente en el bienestar docente. 

Ana Fernández Viso

25 de abril de 2012

Comentarios