2. ¡Es la llave que necesitaba!

2. ¡Es la llave que necesitaba!

Última actualización de en Aurora Fernandez Gonzalez

Durante una hermosa tarde de invierno, una chica llamada Aurora paseaba por el parque de la Alameda en compañía de un libro y de su mascota. Como no le apetecía caminar más buscó un sitio cómodo donde descansar, eligiendo la sombra de un árbol. Desde esa situación contemplaba el pasar de la gente, observando las actividades que estos realizaban. Algunas personas paseaban chateando y hablando por teléfono, otros corrían escuchando música en el móvil, otros se encontraban sentados viendo una película en el ordenador...Aurora se quedó pensativa ante lo que estaba viendo y su mente empezó a cavilar sobre la relevancia que ejerce la tecnología en la sociedad.

De repente, Aurora ve pasar por delante de ella a un señor elegante con un maletín grabado con el nombre de Tecnología Educativa y una insignia que ponía Stellae. El hombre repetía una y otra vez ¡Ah, caramba! ¡Llegaré tarde! Tendré que darme prisa...Aurora intrigada se acercó al hombre para preguntarle qué significaba el grabado del maletín y que era esa insignia, pero el hombre solamente le contestó sígueme. Aurora empezó a seguirlo por un estrecho sendero pero el hombre era más rápido que ella, divisando desde lejos como atravesaba una puerta, por lo que una vez que llegó hasta ella hizo lo mismo. De repente, Aurora se encontró en un lugar totalmente desconocido para ella, rodeada de una serie de personas que escuchaban atentamente al hombre. El hombre empezó a contarles sobre una red social Stellae como un espacio digital donde las personas pueden cruzar información con otras, de enriquecimiento y construcción de conocimientos… Una vez que el hombre acabó de hablar, les entregó una llave a cada uno indicándoles donde estaba la puerta que debían atravesar para llegar al Stellae. Ante tanta información nueva Aurora, desconcertada y aturdida, siguió explorando el lugar para ver si entendía algo de lo que allí sucedía. Después de unas horas, Aurora se encontró nuevamente con el mismo grupo de personas escuchando en este caso a una mujer. Las personas que allí se encontraban, realizaban una lluvia de ideas sobre el concepto de tecnología por lo que Aurora se quedó con ellos con el objeto de escucharlos y participar. Una vez que finalizaron de hablar todos, Aurora empezó a entender lo que el hombre le había explicado hacía unas horas, por lo que se dirigió hacia la puerta que le llevaría a ese nuevo mundo digital desconocido para ella.

image