3. Saber de dónde parto para saber a dónde llegar

3. Saber de dónde parto para saber a dónde llegar

Última actualización de en Angela

          imagen 3.jpg

 

A lo largo de estos años fuimos aprendiendo que para poder entender la actualidad (de cualquier campo) es importante conocer su pasado y partir de un conocimiento básico. Esto fue lo que hicimos en esta materia, esto es, nos centramos en lo que entendíamos por tecnología educativa para así, poco a poco, ir construyendo nuestro propio conocimiento acerca de esta temática. Fue esto lo que a medida que avanzamos en la materia, concretamente al vivir la experiencia del practicum, nos permitió de cierto modo establecer una relación entre teoría y práctica (Relación teoría-practica en la materia de tecnología educativa  y La presencia de la Tecnología en mi centro) en donde se pudo percibir que esta materia aplicó una metodología muy diferentes a lo vivido hasta este momento. Es decir, existía una continua relación entre la teoría y la práctica lo que permitió entender mejor los diferentes puntos y apartados que estábamos tratando en cada momento y también identificar la presencia de estas nuevas tecnologías en nuestro entorno más próximo.

Fue a partir de aquí que surgieron numerosas cuestiones, sobre todo en la interrupción provocada por el práctium, en donde me tomé cierta libertad y me orienté a indagar sobre aspectos de especial interés relacionados con la tecnología; aspectos que nos acompañan en nuestro día a día pero que hasta este momento no me parara a pensar, como por  ¿La tecnología nos deshumaniza? o La Tecnología no es nada… son dos reflexiones en donde se trata de demostrar que la tecnología no es buena ni mala por sí misma, sino que siempre dependerá del uso que le damos; una conclusiones a la que llegue en múltiples lecturas a lo largo de la elaboración de este portafolios. En este caso, de nuevo me gustaría hacer  una referencia al cerezo, ya que el mismo puede tener múltiples usos (ornamentos, gastronomía, madera, entre otros) pero si queremos que su uso sea útil y no despreciar su existencia, es necesario que nuestro manejo del mismo también lo sea, esto es, que las decisiones sobre el mismo sean las correctas. Cabe destacar que este espacio coincide con numerosos objetos que nos rodean, casi todos pueden tener un mal uso, pero esto no es por la existencia del propio objeto, sino que de quién lo maneja. De este modo, la tecnología no debería tener una tan mala valoración, ya que por sí mismo no es maligna, puede llegar a serlo cuando su uso no es el que se tenía pretendido inicialmente y, por lo tanto, el incorrecto y inadecuado. Es en este punto en donde se puede ver una clara falta de formación en las personas acerca de este ámbito y, por lo tanto la necesidad e importancia de fomentar la educación sobre el mismo.

Fue así como me empezó a interesar el efecto que tenía este cambio y rápida incorporación sobre los sujetos más pequeños, esto es, La influencia de la tecnología en el desarrollo del niño. Tal y como indiqué, el cerezo requiere de apoyos en función de que sean unos u otros, su crecimiento puede ser mejor o peor (estar más nutrido o menos, contará con un apoyo en el caso de que su crecimiento sea curvos, etc.) y esto es justo a lo que me refiero con la presencia de la tecnología en los primero años de nuestra vida hasta llegar a ser adulto. Esto se manifestó a través de dos publicaciones la tecnología afecta el desarrollo? y El adulto mayor frente a las nuevas tecnologías. En este punto queda claro que las primeras etapas de la vida (tanto en las personas como también en el cerezo) son las más importantes, ya que son aquellos años que nos van determinando y constituyendo como personas. Así, el elemento de la tecnología es un aspecto importante a considerar. Es aquí en donde podemos establecer una clara diferencia entre los nativos digitales y los emigrantes digitales. Son conceptos interesantes que hacen referencia a las diferentes formas que nos podemos enfrentar a la realidad, estrechamente relacionado con la Brecha digital  que puede provocar la inadecuada repartición de la presencia, uso y manejo de las nuevas tecnologías entre las diferentes personas (ya sea por razones geográficas, económica o por edad, entre otras).

Así, a partir de las primeras pinceladas de la materia traté de indagar sobre aspectos relacionados directamente con mis gustos para poder aprovechar esta pequeña interrupción provocada por el practicum. Esto me permitió obtener una visión más general de lo que suponía la presencia de la tecnología dentro de las diferentes realidades o ámbitos.