1.2.2. Asesoramiento y curriculum

      Una vez que hemos hablado del asesoramiento en el marco educativo, toca poner en relación la figura del asesor y el curriculum, ya que ambas realidades forman parte de un mismo sistema, y, por tanto, están obligadas a interaccionar. Así, ayudándome de las aportaciones de otros compañeros, voy a comenzar por identificar qué entendemos por curriculum.

      La Ley Órganica 2/ 2006, de 3 de mayo de Educación, define el curriculum  como “...el conjunto de objetivos,  competencias básicas, contenidos, métodos pedagógicos y criterios de evaluación"

    Así mismo, en la literatura especializada sobre currículum, destacan autores representativos, como algunos de los siguientes:

   - Para Stenhouse (1981): "Un currículo es una tentativa para comunicar los principios y rasgos esenciales de un propósito educativo, de forma tal que permanezca abierto a discusión crítica y pueda ser trasladado efectivamente a la práctica.

  -José Gimeno Sacristan (1988): "el currículo tiene que ver con la instrumentalización concreta que hace de la escuela un determinado sistema social, puesto que es a través de el como le dota de contenido, misión que se expresa por medio de usos casi universales en todos los sistemas educativos, aunque por condicionamientos históricos y por la peculiaridad de cada contexto, se exprese en ritos, mecanismos, etc, que adquiren cierta especificidad en cada sistema educativo".

  -Coll (1987): "entendemos por currículo el proyecto que preside las actividades educativas escolares, precisa sus intenciones y proporciona guias de acción adecuuadas y útiles para los profesores que tienen la responsabilidad directa de su ejecución".

  -Zabalza (1987): "el conjunto de los supuestos de partida, de las metas que se desea lograr y los pasos que se dan para alcanzarlas; el conjunto de conocimientos, habilidades, actitudes que se considera importante trabajar en la escuela año tras año".

      Una vez resaltado  el carácter anticipador y prescriptivo que debe ejercer el curriculum como un plan de actuación en educación, otro aspecto sobre el que es necesario indagar, son las funciones que ejerce el asesor en relación con el mismo.

      Así, autores como Bolívar (1999), destacan que dentro de las funciones como asesor existen tres niveles que determinarán las actuaciones de este profesional:

  • Apoyo a los procesos generales de planificación, desarrollo  e innovación del curriculum en todos  sus ámbitos
  • Apoyo a los procesos generales de enseñanza y aprendizaje.
  • Capacitación del profesorado

     Escudero Muñoz e Moreno Olmedilla (1992) proponen también  una serie de funciones encomendadas a un asesor externo, manteniendo algunas de ellas una relación directa con el curriculum:

  • Desarrollo e innovación del curriculum.
  • Elaboración de adaptaciones curriculares para dar respuesta y atender a los alumnos/as con necesidades educativas especiales.
  • Colaboración en el desarrollo curricular, en la elaboración de materiales e instrumentos de evaluación, creación de nuevas estructuras organizativas, demostración de nuevas prácticas y programas experimentales
  • Asistencia en los procesos de planificación y elaboración de planes, programas y proyectos a nivel de centro, departamento o aula.

        

      imagePor lo expuesto, es posible afirmar que son diversas las funciones del asesor dentro del ámbito curricular, tales como asesoramiento al profesorado en lo tocante a la elaboración de Proyectos de centro, así como la orientación, prevención y evaluación con respecto al quehacer y a las dificultades inherentes a los  procesos de enseñanza y aprendizaje.