D. Conclusiones. Mi hilo conductor.

 

Me toca ahora realizar el ejercicio retrospectivo y darle un sentido a todo lo trabajado y publicado. Un hilo conductor. Pues allá voy:

Mi trabajo en el portafolios ha consistido, básicamente, en la publicación de novedades en el ámbito del mercado tecnológico, nuevas plataformas en red con fines sociales y situaciones cotidianas que forman parte de mi entorno personal de aprendizaje, pretendiendo siempre una conexión entre las partes. Todo ello, siempre en clave tecnológica. Más PLE   Más sobre el PLE

Pero si he de definir un hilo conductor, he de decir que el rasgo característico se ha vertebrado en la gestión de la tecnología.

He hablado del crowdfunding, crowdsourcing, microblogging y varias aplicaciones más. En esas entradas mostraba las características particulares, detalles y ventajas de éstas mientas que, paralelamente, hacía un ejercicio de metacognición en el que trataba de reflexionar acerca un uso sano y responsable de las mismas. Este ha sido el leitmotiv de mi portafolios. Sin duda.

Es algo que me interesa particularmente y que creo que es la cuestión en la que todo futuro pedagogo debe reparar. Hoy en día, con la democratización de las tecnologías y de internet (hablando de occidente), casi todo el mundo tiene fácil acceso a infinidad de variopintos servicios en pos – se supone – de una mejor calidad de vida. El dilema surge aquí cuando existe el riesgo de que esto último se tergiverse. Es en esta fina línea entre el buen y el mal uso de las tecnologías en donde los pedagogos debemos de actuar. Educar en la tecnología a todos los colectivos susceptibles de interaccionar con ella que, cada vez son más, para que ésta, sea de verdad, Tecnología Educativa.