4.1.1 Ropa Interior

4.1.1 Ropa Interior

Última actualización de en Brais Corral Otero

A continuación trataré aquellas entradas más importantes, de las quince que conforman mi blog en el apartado personal:

La andadura en esta segunda etapa, comenzó con una entrada al blog que titulé “Un camino por andar”. Este título iba con doble sentido,  por un lado comenzaba mi camino en la red Stellae de nuevo, y por el otro, hacía referencia al camino que falta para que en todos los centros estén las nuevas tecnologías funcionando a la par que el resto de recursos materiales esucativos. En ella, nombró el concepto “aldea global” apodado por McLuhan en 1968 en su libro “ Guerra y paz en la aldea global”, y que hacía referencia a la sociedad futura que estaría intercomunicada mediante herramientas tecnológicas. McLuhan no llegó a conocer la red actual, pero ya intuía estos aspectos. Además hablaba de que se formaría una dependencia tecnológica en la sociedad, nada más lejos de la actual realidad, en donde pasamos cada día más tiempo pegados al teléfono móvil y al ordenador.

La enseñanza en España, es históricamente reacia a los cambios, y cuando los acepta los incorpora lentamente, por eso siempre vamos un paso por detrás del resto. Más aún, cuando en los tiempos que corren de crisis, no existen recursos para poder dotar a las escuelas de toda la tecnología y la formación en TIC’s que correspondería. Es por ello, que como bien decía y dice el título de la entrada, queda un largo camino por andar.

Enlace: Un camino por andar 

Tras esta presentación, la segunda entrada estuvo enfocada a una película nombrada en clase y de la que se nos recomendó el visionado, “El profesor”. Tras llevarlo a cabo decidí subir un análisis sobre la misma a la red, para compartir mi opinión con todos mis compañeros. Voy a tratar este punto, en relación con otras tres entradas que también versan sobre cine, dos de las cuales tratan las películas de “La lengua de las mariposas” y “Hoy empieza todo”. Esta última también fue nombrada en clase en alguna ocasión, y ante mi desconocimiento decidí también verla. Sin embargo “La lengua de las mariposas” ya la había visto varias veces con anterioridad, y es una de las películas que más me gusta desde siempre.

Las tres películas tienen ciertos puntos en común, como la vocación que muestran los tres docentes en ellas. Los tres son profesores implicados en su trabajo, que buscan alternativas metodológicas, que tratan de crear pensamiento crítico en sus alumnos haciéndoles reflexionar y que se involucran de una manera encomiable en su profesión. Así mismo, en las tres se ve reflectada también, la importancia de la vida personal del profesor, y la influencia que tiene sobre su trabajo como docente. Todas las personas viven sus problemas, y tratan de dejarlos a un margen en el trabajo, pero cuando vives tan al límite, es posible que intercedan en ambas situaciones, personal y profesional. También en todas estas películas, se deja entrever la falta de implicación de las familias en la escuela, aspecto que los profesores de las mismas, tratan de solucionar a través de la motivación de todos los agentes implicados. Otro aspecto singular, que se cumple en las tres, es que el docente está encarnado en la figura masculina en todos los casos. Por último, destacar también que en todas ellas los profesores apuestan por nuevas metodologías, basadas más en la práctica, en el juego, en la exploración, que en el metódico y cerrado libro de texto.

Enlaces:El profesor ( Detachment) , La lengua de las mariposas , Hoy empieza todo , Trabajo docente desde la visión del cine

La siguiente entrada, estuvo relacionada con el análisis del primer capítulo de “Enseñar en la sociedad del conocimiento”, “Enseñar para la sociedad del conocimiento: educar para la creatividad” de Andy Hargreaves (2003). De ella puedo extraer la idea de que, la enseñanza es una profesión paradójica, porque a los profesores se les exige todo, pero no se les ayuda en nada, es más están desprestigiados no sólo por el Estado, sino también por la sociedad.

Los docentes se encuentran encerrados en un triángulo de intereses: “ser catalizadores del conocimiento, de las oportunidades y la prosperidad; ser los contrapuntos de la sociedad del conocimiento y sus amenazas a la inclusión, la seguridad y la vida pública; y ser víctimas de la sociedad del conocimiento en un mundo en que las crecientes expectativas en la educación se encuentran con soluciones estandarizadas, proporcionadas con el coste mínimo.” (Hargreaves, A.2003).

Enlace: Andy Hargreaves (2003) "Enseñar en la sociedad del conocimiento" 

 

Seguidamente me gustaría hacer una breve reseña a la entrada que trata el texto “¿De dónde viene la crisis de la profesión docente?” de José Gimeno Sacristán, ya que en esta clase, llevamos a cabo la técnica del acuario. En mi caso particular, la profesora pidió un mediador (para ella poder estar más libre a tomar anotaciones sobre el transcurso de la misma), y me ofrecí voluntario a desenvolver el papel. Aunque cabe decir, que no lo había hecho nunca, por lo que la experiencia fue positiva, pero la puesta en práctica poco efectiva. No resultó ser, una tarea tan sencilla como pensaba, pero traté de hacerlo lo mejor posible dentro de mis posibilidades, comprendiendo en algunas ocasiones que aguantar en un momento determinado las ganas de “saltar” a contestar sin tener el turno de palabra, eran inevitables, y por ello, quizás fui un moderador demasiado flexible en algunos momentos. Estar situado en esa posición sí que me hizo vivir la técnica de otro modo diferente. Está claro que no es lo mismo atender a las diferentes intervenciones para crear una intervención propia y participar, que atender a las mismas, para poder llevar el hilo del debate, dar turnos, y apuntar ciertos comentarios interesantes que fueron saliendo, para que, en caso de que el debate se fuese consumiendo, reavivar esa llama, echando más leña al fuego y provocar así, reacción en mis compañeros. Aunque finalmente, no fue necesario recurrir a estos métodos, ya que aunque la participación durante el mismo no fue excesiva, tampoco hubo momentos claros de silencio.

Enlace: ¿ De dónde viene la crisis de la profesión docente? José Gimeno Sacristán

A continuación me gustaría destacar, cinco entradas, relacionadas con los cinco textos tratados en la sesión de seminario del día 13 de noviembre. Los cinco textos en cuestión, sus respectivos enlaces y una breve conclusión de cada uno de ellos, son los siguientes:

Aprender a ser maestra: perplejidades y paradojas

Somos un barco a la deriva, perdidos en el medio del océano, sin saber hacia dónde remar, y cuando remamos, lo hacemos a contracorriente. En una carrera de fórmula uno, estaríamos doblados; en una piscina ahogados; en una cancha de baloncesto o fútbol, derrotados, apabullados. ¿Qué debemos hacer entonces?... CAMBIAR. Pero no cambiar por fuera, eso es muy fácil y quizás en algún momento fue la solución pero tampoco lo hicimos. Ahora ya es tarde para eso, y ya es tarde para lamentarse, tenemos que cambiar desde dentro hacia fuera. El cambio empieza por uno mismo, como decía Gandhi. Si todos aportamos nuestro grano de arena, al final tendremos una gran montaña. Cada uno debe someterse a un proceso de reflexión propio, único, personal, y preguntarse, ¿qué puedo hacer yo para mejorar esto?. Si obtienes la respuesta, ponla en práctica, y quizás creemos una cadena de soluciones inmediatas que vaya tan rápido como la cadena de favores en la película. Poco a poco, las personas implicadas, se irán dando cuenta de que es posible, de que todo es querer y tener voluntad, y que debemos intentarlo. ¿Estamos motivados para continuar? ¿Tenemos vocación en lo que hacemos? Pues entonces no tengamos miedo en innovar, en cambiar, en transformar. Súbete al barco, y vamos a poner rumbo hacía el S.XXI.

"La elección de ser docente" Gutiérrez, L. y Martínez Pérez, S.

En España la nota de corte media de magisterio está entre el 5 y el 6, por lo que mucha gente también se aferra al estudio de esta carrera, ante la falta de otras posibilidades. ¿Estamos entonces ante una generación con un alto porcentaje de maestros sin vocación? ¿Con la realización de la carrera han cambiado sus pensamientos y realmente se han sentido identificados con la profesión que van a ejercer en un futuro? Son preguntas que la sociedad se hace, pero que por ahora, no tendrán una respuesta a corto plazo, debido una vez más a la crisis económica. 

Identidades en proceso de formación M.A Castañeda

 La identidad es un proceso complejo ya que su formación se lleva a cabo a lo largo de la vida, no durante un periodo en concreto de la misma, y tiene influencia sobre ella tanto la heteroformación como la autoformación. No puede haber separación entre el mundo subjetivo y el mundo objetivo, ya que ambos se constituyen como aspectos parciales de la misma experiencia, van unidos. Por otro lado podemos diferenciar entre identidad positiva y negativa. La positiva está relacionada con encontrar en uno mismo o gracias a los demás,  motivaciones para ser docente, que nos ayuden a tener vocación, a identificarnos con plenitud sobre lo que estamos haciendo. Mientras que la negativa, se encamina hacia las visiones y experiencias que por unos u otros motivos, se han visto frenadas, prohibidas, frustradas, incapaces de llevarse a cabo, haciendo perder esa vocación de ser docente, y el poder vivir y elaborar esas experiencias.

"Formación inicial: entre la teoría y la práctica" Seminario IV

Teoría y práctica deben ir cogidas de la mano, y no cada una por su lado como es costumbre en nuestro sistema. La importancia de la teoría es fundamental, sin ella no existiría la práctica, pero no por ello debe ser más importante, ni una ni la otra. Además, hay que tener en cuenta que muchas veces, cuando reflexionamos sobre la teoría, también estamos haciendo prácticas. Las prácticas no son solamente acudir a una institución, entidad, empresa o centro y enfrentarnos a la realidad, la práctica va más allá de esas experiencias. Debemos saber aprovechar nuestros años de estudios, porque es cuando de verdad estaremos motivados para seguir aprendiendo y seguirnos formando, aunque está claro que la educación debe ser algo permanente. Leer libros, es una buena práctica, porque quizás en ellos encontremos muchas respuestas que en un aula nunca escuchemos, porque como dice el dicho “cada maestrillo tiene su librillo”, y por mucho currículum establecido, uno enseña lo que quiere enseñar y cómo lo quiere enseñar, pero aparte, cada uno debe de procesar sus propios aprendizajes. Como bien concluye este articulo, “Universidad y Escuela están llamadas a entenderse y a trabajar de manera conjunta, con el fin de proporcionar al estudiante una formación inicial basada en la conjunción de conocimientos teóricos y prácticos, junto a las capacidades, destrezas y habilidades que tienen que desplegarse en la diversidad de un aula”

La docencia, una experiencia compartida.

Este artículo tiene mucha relación con el anterior que analicé, ya que en él se hablaba de la relación teoría-práctica y la falta de preparación con la que se salía de la Universidad. Así, en este se refleja también en cierto modo esa falta de experiencia cuando se sale al mercado laboral. De ahí la relevancia de la investigación que se trata en este artículo, en donde se refleja la importancia de mantener una buena relación con los compañeros de profesión cuando se llega al centro. Estos, pueden ser informantes expertos, y actuar de guías en nuestra adaptación al contexto del centro, ya que pueden darnos estrategias, recursos, ideas etc.

El docente novel entra en el centro con unas ideas preconcebidas, que muchas veces no se asemejan a la realidad, y lo hace con falta de estrategias y conocimientos teórico-prácticos que hacen que se sienta inseguro, y surja el miedo escénico. Siempre habrá experiencias de todo tipo, aquellas en las que los profesores noveles sean arropados y ayudados desde el comienzo por el resto de plantilla del centro, normalmente centros pequeños ya que es más fácil de organizar; y por otro lado, gente que tenga experiencias negativas en estos aspectos, que sus compañeros hayan pasado de él, no le hayan apoyado y se haya visto sumergido y llevado a contracorriente por las normas de la institución

 

Ya por último, citar una entradas más, la realizada sobre la vocación de la que me gustaría extraer como principal conclusión que: a la hora de escoger nuestro futuro, deberíamos de escoger en primer lugar, nosotros mismos, es decir, sin guiarnos por lo que nos digan los demás, incluidos los propios familiares. Debemos poner en práctica nuestra propia responsabilidad, aprender a escoger, y elegir lo que nos gusta, sin pensar o ponerlo en duda por lo que esa elección nos pueda repercutir en un futuro (salidas profesionales, visión social…). En segundo lugar, debemos escoger por nuestra vocación y por nuestras habilidades, realmente nos sentiremos mejor en algo que queremos trabajar, y en el hago en lo que podemos influir con nuestras capacidades, ideas, conocimientos etc. Por último en tercer lugar, debemos tener en cuenta que podemos cometer errores en nuestra elección, pero serán errores positivos, pues nos ayudarán a saber qué es lo que realmente queremos y que es lo que no. Por lo tanto no debemos frustrarnos por haber errado en una primera elección, nunca es tarde para rectificar, y nunca es tarde para seguirse formando. Como dice el refrán, “El saber no ocupa lugar”

Enlace: La vocación, esa gran desconocida

 

Otros enlaces a entradas del blog no nombradas:

La formación del profesorado en el S.XXI

El docente reflexivo