1.3.2. La secuencia

1.3.2. La secuencia

Última actualización de en Ainoa Piay

El ciberbullying

Tras la última sesión expositiva de la materia, y a raíz del juego que se realizó en la misma, este fin de semana, he decidido ver la recomendada serie de 13 Razones, la cual, sin duda, desde mi punto de vista se merece todo el interés y auge que está teniendo en este momento.

Pero en este post no os he venido a habla de ella directamente, sino sobre un tema que surgió en uno de los capítulos de la misma y que al cual le he estado dando vueltas intensamente. El mal uso de las tecnologías, y más concretamente, el ciberacoso o también denominado ciberbullying.

Por lo tanto, para comenzar se debe decir que se define como ciberbullying a el daño intencional y repetido infringido por parte de un menos o grupo de menores hacia otro menor mediante el uso de medios digitales (EducaInternet, 2015). Lo que provoca un mayor impacto en el menor ya que se produce a cualquier hora y en cualquier espacio, ya que no se precisa que la otra persona este de frente para que se produzca el acoso. Aspecto que lo diferencia del acoso escolar.

En la serie, se mostraba que el mal uso de las redes sociales, en concreto, producía que las personas se convirtiesen en acosadoras, y en consecuencia, habría victimas que sufrirían tal acoso. Y, desde mi perspectiva una vez estudiado más a fondo la asignatura de Tecnología Educativa creo que esto surge porque no somos conscientes del alcance que tienen las tecnologías hoy en día y de la importancia que se le debe dar al buen uso de las mismas, ya que se pueden dar situaciones o problemas muy graves a través de ellas.

Del mismo modo que en la serie y en la clase expositiva se dieron las razones sobre diferentes temas, yo voy a dar 13 razones por las que se debería educar a los alumnos sobre el ciberbullying o el acoso escolar:

1.       Para intentar acabar con el ciberacoso

2.       Potenciar una sociedad más sana

3.       Educar en el uso de las tecnologías para evitar males mayores

4.       Intentar remediar situaciones ya existentes

5.       Escuchar a los alumnos

6.       Mostrar vías de comunicación para evitar situaciones dañinas

7.       Los profesores deberían tener un conocimiento más amplio sobre el tema del ciberacoso y como detectarlo

8.       Los alumnos deberían conocer los riesgos y beneficios de las tecnologías

9.       Los alumnos deberían saber detectar problemas de acoso entre sus compañeros

10.    Los alumnos y profesores deberían ser educados para saber cómo actuar ante una situación de acoso o ciberbullying

11.    Plantear programas nuevos y actualizados sobre el tema

12.    Los orientadores escolares deberían poseer una formación mucho mayor y mucho más especializada sobre el ciberacoso o acoso escolar

13.    Educar a los niños desde pequeños para intentar acabar con el acoso.

Por último, destacar el hecho de que cada vez hay más programas y proyectos orientados a este tema, pero que a veces por razones que desconocemos no sirven de nada, por lo tanto, debemos centrarnos en anticiparnos al problema y no actuar una vez se observa que ya surgió.

Para concluir, en la bibliografía os dejo un enlace  el cual posee un programa para jóvenes que explica detalladamente que es el ciberbullying y a mi me pareció realmente interesante y práctico.

________________________________________________________________________________________

EducaInternet.(2015).Ciberacoso. Recuperado de http://educainternet.es/workshops/1


El peligro de las redes sociales.

Hoy os escribo sobre un tema del que seguramente ya estéis muy familiarizados, los juegos suicidas o de autolesión que en esta época han sido muy sonados por las redes sociales, ya que esos juegos también se propagan en ellas.

En primer lugar os voy a hablar del fenómeno de “La Ballena Azul”, un juego en el que los participantes son introducidos en el mismo a través de las redes sociales y se les instruyen para que realicen 50 diferentes pruebas (Os dejo aquí el enlace en donde podéis ver cuáles son: http://www.metro951.com/2017/05/cuales-son-los-50-retos-del-mortal-juego-la-ballena-azul/ ) y tras cada prueba se le debe mandar una foto a la persona que contacto con ellos, siendo la última prueba el suicidio.

Debido a los números casos que se encontraron de niños y adolescentes jugando se realizo un reportaje en el que se establecía que el juego había surgido diferentes foros y grupos de VKontakte, la red social más popular de Rusia. En el juego, los jugadores compartieron fotos y videos de cómo se lastimaban ellos mismos, los cuales poco a poco se tornaron más serios. (2017)

Lo más alarmante, es que el primer caso que se detectó fue una adolescente de 17 años en 2015, por lo que este juego no es un hecho actual, sino que se da desde hace unos años y la situación no ha disminuido, al contrario, cada día se registran más personas que están dentro de dicho juego y que, por lo tanto, su vida está en riesgo.

Es innecesario comentar que toda esta actividad se lleva a cabo a través de las redes sociales, ya que es por la vía, como decía con anterioridad, por donde los responsables controlan a las personas que juegan. Por ello, creo que algo se está haciendo mal en relación a la educación y el control de los niños y adolescentes con respecto a las tecnologías, ya que si actos como estos son cada vez más recurrentes es porque no se están tomando las medidas necesarias para poder solucionar el problema o por lo menos educar a las personas sobre el riesgo que el mal uso de las tecnologías, en este caso sobre las redes sociales en concreto puede producir.

Del mismo modo que surgió este juego, se pueden comentar otros que se están volviendo virales con el paso de los días y que son igual de alarmantes que este.

“El abecedario del diablo”, por ejemplo, es uno de los juegos que seguramente habéis visto en las noticias actualmente. Consiste en que se debe recitar el abecedario y decir una palabra que empiece por esa letra mientras que otra persona se debe arañar el dorso de las manos cada vez con mayor intensidad y muchos de las persona que realizan esta actividad suben fotos a las redes sociales sobre la “gran hazaña” por lo que provoca la influencia de el resto de personas a realizarla también y la mayoría de los niños lo hacen como un rito de iniciación a un club o pandilla.

En conclusión, creo que la sociedad aún no es consciente del alcance que tienen las nuevas tecnologías y el peligro que supone, y más para aquellas personas que nacieron en la era digital, que saben utilizar mejor un ordenador que atarse los zapatos.

Se debe tener un control del uso de las tecnologías, y sobre todo, en este caso, mantener a los padres formados e informados sobre los riesgos que pueden producir el mal uso de las mismas, ya que deberían ser ellos los que mantengan un control extremo sobre las mismas, pudiendo así prevenir que situaciones como las anteriormente comentadas no sucedan.

________________________________________________________________________________________

Trincardi, G. y Mattia, S. (2017) Conoce la verdad detrás del reto de la ‘ballena azul’. Recuperado de: http://www.excelsior.com.mx/hacker/2017/05/27/1166087

20 minutos (2017).La policía china lanza un operativo contra el peligroso juego de la 'ballena azul'. Recuperado de: http://www.20minutos.es/noticia/3045327/0/policia-china-operativo-juego-ballena-azul/

20 minutos (2017) Tras 'la ballena azul', alerta ante otro peligroso juego escolar: el 'abecedario del diablo'. Recuperado de: http://www.20minutos.es/noticia/3048575/0/abecedario-diablo-peligroso-juego-viral-escolar-ballena-azul/


Mentira en las redes sociales.

Siguiendo con la temática del post anterior sobre el uso de las redes sociales y los peligros que eso conlleva, quería mostrar otra cara sobre las mismas, desde mi punto de vista, también negativa.

Estos días, manteniendo una conversación con una amiga, hablábamos sobre el diferente uso que se les da actualmente a las redes sociales, sobre todo en los adolescentes y me mostró un video de un youtuber español realmente interesante en el cual realizaba un experimento social mediante las redes sociales para mostrar con ello, con qué facilidad se puede engañar o mentir a las personas con las que estamos conectados a través de las tecnologías.

En el video Kiko, el protagonista, decide inventarse que se va a ir de viaje a Tailandia y ver si sus seguidores así como su familia le creían. El reto consistía en que él, a través de las redes sociales, como son Instagram, Facebook o Twitter, posteaba fotos relacionadas con la temática y la cultura tailandesa sin salir de Madrid engañando así a todos aquellos que lo seguían y lo veían. En el video documenta como fueron esos días en los que él supuestamente estaba en Tailandia y como hacía para poder engañar a sus seguidores. 

El resultado fue que todo el mundo se creyó que él realizó tal viaje ya que así lo mostraba en sus redes sociales, por lo tanto, la concusión, como él mismo indica, es que es muy fácil engañar hoy en día a las personas a través de las mismas, dejando de lado la cuestión de confianza o no que se deposite en la otra persona, sino en el hecho de que no todo lo que se percibe a través de ellas son realidad y que muchas veces las personas se crean un vida que no poseen solamente para poder tener una imagen social y tecnológica acorde con las tendencias actuales, siendo éste un modo de vida para no ser excluido de los estándares de la sociedad.

Del mismo modo, y relacionándolo con los posts anteriores, me repito al decir que no se conoce de todo el alcance que tienen las redes sociales en la vida de las personas, ya que no somos conscientes del alcance que puede tener una imagen o una frase cuando las publicamos y de toda la repercusión que éstas pueden crear. Por desgracia es una costumbre que todos tenemos actualmente, ya que todos compartimos imagenes de nuestro día a día o de algún momento en especial, así como nuestros pensamientos o sentimientos. Acción que lleva a que el resto de las personas nos conozcan por lo que ven a través de las redes sociales y no tanto por el contacto personal que se debe mantener.

Por ello,  es necesario que los más pequeños, a modo de prevención, sean consientes de estos alcances y sean educados en materia tecnológica para evitar así que en un futuro sean presos de las actividades que realicen en la red, mostrandoles las dos caras de la moneda, la positiva, es decir, los beneficios que traen el uso de las tecnologías de una forma sana y segura y la negrativa, los riesgos que nos llevan a situaciones peligrosas. Del mismo modo, se debe formar a los adolescentes para que el daño que se puedan provocar mediante esta vía sea el menor posible, educándolos para que su empleo de las nuevas tecnologías alcancen las expectativas deseadas por ellos mismos y la sociedad, de modo que se puedan desenvolver en ella alejándose de los peligros que las redes sociales conllevan.